Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga de Campeones | Barcelona 4 - BATE Borisov 0

El 'Barça B' maniata al BATE con un Cuenca pletórico

El equipo azulgrana, plagado de jugadores del filial, dominó el encuentro de principio a fin con buen juego y mucho ritmo. Sergi Roberto, Montoya y Pedro, por partida doble, los goleadores.

ABEL ROMERA

El 'Barça B' maniata al BATE con un Cuenca pletórico Ampliar
El 'Barça B' maniata al BATE con un Cuenca pletórico

El Barcelona arrolló, tanto en juego como en resultado, al BATE Borisov en la última jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones. El equipo de Guardiola, plagado de jugadores del filial para dar descanso a los habituales de cara al Clásico de este sábado, dominó desde el primer hasta el último momento a un rival al que arrinconó y atenazó a base de un fútbol vistoso y lleno de ritmo. Los culés llegaron al partido con los deberes hechos y lo utilizaron como aperitivo antes del plato fuerte del Bernabéu para medir el nivel de una cantera que promete seguir dando muchas alegrías al Camp Nou. Sergi Roberto abrió la lata a diez minutos del descanso y Martín Montoya y Pedro, por partida doble, completaron la goleada en el segundo acto tras dos asistencias de un Isaac Cuenca espléndido y un penalti cometido por Volodko.

Sin dar opción alguna a su rival, el Barcelona se hizo con el dominio del balón y del partido desde el pitido inicial ante un BATE Borisov que, desde el primer momento, replegó líneas edificando un muro ante su portería. Aún así, no hubo que esperar más que dos minutos para que Rafinha gozara de la primera ocasión de peligro local. El menor de los Alcántara disparo desde dentro del área y Gutor despejó con el brazo de forma casi involuntaria. Suyo fue también un remate de cabeza antes del cuarto de hora que volvió a poner en pie a la grada del Camp Nou. El equipo bielorruso no mostró atisbo alguno de mejora y fue un muñeco a merced de los de Guardiola durante toda la primera parte.

Evidente, impepinable, enorme e irrefutable son algunos de los adjetivos que sirven para describir la superioridad mostrada por un conjunto azulgrana lleno de jugadores del segundo equipo ante un equipo de Champions que pareció renunciar desde el principio a sus posibilidades de conseguir plaza en la Europa League permitiendo que el choque se convirtiera en un monólogo local. A pesar de ganar algunos metros cuando ya se había superado la media hora, el pobre bagaje ofensivo del BATE en el primer tiempo se redujo a un par de visitas al área de Pinto que la defensa culé resolvió con solvencia.

Una buena combinación entre Cuenca y Montoya desencadenó en la ocasión más clara del primer acto hasta ese momento. Sergi Roberto la mandó fuera de forma inexplicable cuando lo tenía todo para marcar. El jugador subsanó su error acto seguido inaugurando el marcador al aprovechar un balón suelto en el área con un disparo colocado con la pierna derecha ante el que nada pudo hacer Gutor. Se llegó al descanso con la mínima ventaja local tras unos primeros cuarenta y cinco minutos en los que para el Barcelona la peor noticia fue precisamente la mejor para el BATE, el corto resultado reflejado en el electrónico tras arrollar a su rival de principio a fin.

Tras el intermedio, nada cambió. El BATE continuó siendo un pelele a manos de un Barcelona monumental que supo lo que tenía que hacer en todo momento para seguir monopolizando el encuentro en todos los aspectos. Un disparo de Pedro que se perdió rozando el palo derecho de Gutor y un mano a mano que no acertó a resolver Sergi Roberto fueron los dos avisos más destacados de los locales en lo que acabó siendo la antesala de la sentencia del choque. A falta de media hora para la conclusión, y justo después de la entrada de Muniesa por Dos Santos, Martín Montoya lograba el segundo tras una asistencia de un Cuenca pletórico. Tan sólo cuatro minutos después el que fue el jugador más destacado de la noche volvió a servir un balón, en esta ocasión a Pedro, para que el canario finiquitara el partido con el tercer tanto. Deulofeu y Riverola completaron la nómina de jugadores que tuvieron minutos al sustituir a Rafinha y Sergi Roberto en la recta final. Pedro cerró el marcador en los instantes finales al transformar un penalti cometido por Volodko también sobre Cuenca.

Estadísticas AS.com