Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Sporting 0 - Real Madrid 3 | La contracrónica

Carpe Diem C.F.

Ya van 14 victorias consecutivas. En Amsterdam se puede igualar el próximo miércoles el histórico récord de Miguel Muñoz (1960-61). El Moumadrid llega al Clásico del sábado como una moto. Carpe Diem ('Disfruta el momento'). ¡Liderísimo!

Éxtasis vikingo. Si usted busca un equipo armónico, con unos chavales comprometidos por la misma causa, con unos jugadores que han desterrado los egos en beneficio del colectivo, con un hambre que dejaría en glotón a Carpanta, con un entrenador que ha convertido sus métodos de entrenamiento en objeto de culto, un portero que es una leyenda con guantes (Casillas), un tándem defensivo (Ramos-Pepe) que hace un homenaje en cada partido al mítico disco de Pink Floyd, The Wall, con un lateral izquierdo que es de los tres futbolistas más jugones e ingeniosos del mundo (Marcelo), con un extremo zurdo que se ha convertido en ingeniero de caminos fabricando goles sin ángulo y encontrando huecos imposibles para asistir a sus compañeros (Di María), con un delantero disfrazado de Superman que nunca falla a su cita amorosa con el gol (Cristiano)... Todo eso es el Madrid de Mourinho. Un equipazo que trasladó su nirvana anímico a un estadio que acepta con deportividad el crecimiento de su histórico rival desde 1979. El 0-3 de El Molinón sitúa al liderísimo en rampa de lanzamiento para el Clásico más esperado. ¿Goleada al Levante? Mejor. El Barça será un dignísimo subcampeón de Liga...

Iturralde, patético. Felicito al Sporting y a su entrenador, el apreciado Preciado, porque su actitud para encarar el choque fue de diez. Partido tenso e intenso, pero respetando los códigos del fair play y el respeto. Eso debió poner nervioso a Iturralde González. Un exárbitro en activo. No pita, interpreta. Busca su minuto de gloria. Dispara las tarjetas como si estuviese en un spaguetti western en el desierto de Almería. Echa al ayudante de Mourinho para tener tema de conversación esta semana. Amedrenta a los jugadores del Sporting para salvar su mala conciencia. Perdona un penalti pitable sobre Sangoy para hacer creer que lo del Villarato es una ocurrencia mediática... No cuela, Iturralde. Usted sí que posee armas de destrucción masiva con el silbato. Consigue que el fútbol quede en segundo plano y es lo peor que se le puede achacar a un árbitro. En junio, cuando se retire, propongo un homenaje nacional en su honor. ¡Márchese, señor González!

Ángel y Demonio. El primero sería Di María y el segundo Marcelo. La imaginación al poder. La alegría de la huerta de un Madrid enchufado al buen gusto. Sus locuras convierten el explosivo ataque de los blancos en un torrente de posibilidades. Ni siquiera la ausencia del insustituible Xabi Alonso trastocó el plan. Estos dos geniecillos vuelven loco a cualquiera.

Ikerman.Otro apunte gozoso. Casillas firmó su titularidad liguera con el Madrid número 433. Dejó atrás a Hierro (432) y Gento (428). Sólo le quedan por delante Sanchís (489) y Raúl (499). Ikerón pulverizará todos los registros. La mejor de sus biografías está por llegar.

Euforia. Al regreso del imparable Carrusel, el taxi pasó por Cibeles y les prometo que vi sonreír a la musa del madridismo. Esa felicidad me la corrobora el merengón Julio Jiménez (ciclista abulense que reinó en las montañas de Tour, Giro y Vuelta entre 1959 y 1969) y los vikingos de Priego, San Lorenzo de la Parrilla, Cañamares, Beteta, Albalate, Cañizares, Torralba, Carrascosa de la Sierra, Albendea, Sacedón, Cervera del Llano (el cura Javier vive feliz en la calle Real Madrid, ¡toma ya!) y Villaconejos de Trabaque. Que venga el Barça ya. Estamos listos para el gran reto. Llegó la hora...

Estadísticas AS.com