Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga de Campeones | Valencia 7 - Genk 0

Soldado de leyenda

Festival che y hat-trick del '9' que entra en la historia

Soldado de leyenda Ampliar
PECULIAR CELEBRACIÓN . Jonas y Tino Costa celebraron el gol del brasileño con un gesto curioso sobre algo que sucedió en el hotel.

Roberto se convirtió anoche en un Soldado de leyenda. Primero superó a David Villa (el asturiano anotó ocho goles como che en Champions) y después escribió su nombre en letras de oro junto al de Juan Sánchez. Todo ello en 45 minutos. Los 11 goles que firma Soldado en el torneo de las estrellas desde que fichara por el Valencia le hacen ser junto a Sánchez el máximo goleador de la historia del club blanquinegro en la Champions. Y Soldado tiene pólvora para rato. Mínimo este año jugará un partido más, en 15 días en Londres, y vista la goleada de ayer parece que el Valencia oposita a octavos de final. Pero caprichos del fútbol y cosas que tiene la Champions, el traspiés del Chelsea en Leverkusen (pifia donde las haya porque los ingleses se pusieron por delante en el marcador) obliga a los de Emery a sudar la gota gorda para meterse en la siguiente ronda por más que ayer hicieran siete. Ya no hay lugar a un matrimonio de convencia en Stamford Bridge, porque el Bayer ya figura entre los que estarán en octavos y bien Chelsea bien Valencia dirán adiós muy buenas.

Pero no adelantemos acontecimientos y disfrutemos del momento. La parroquia de Mestalla se pasó muchos minutos de la velada clamando por lo que los números dicen que sería justo. "¡Soldado, selección!, ¡Soldado, selección!". Lo gritaron los aficionados che y hasta algún belga sumó su voz. Tome nota señor Del Bosque: cinco goles en cuatro días; cinco en Champions; ocho en Liga. ¿Quién da más? En el panorama español, hoy por hoy, nadie.

Capítulo Soldado aparte, los jugadores del Valencia hicieron algo difícil en el fútbol de hoy en día: disfrutaron dándole a la pelota como cuando eran niños. El de ayer es uno de esos partidos en los que todo sale como sueñas la noche anterior. Incluso mejor. Porque Jonas rompió la luna del autobús del Genk con un testarazo a los nueve minutos y tres después colocó por dónde parecía no haber hueco un pase que convirtió Soldado en asistencia. Dos a cero.

Hagamos una parada en el relato de los goles para hablar de Jonas. El brasileño se gana en cada partido tener un rol más acorde a su valía como futbolista que el que tiene quizás por lo barato de su fichaje. Entre líneas siempre aparece y tiene un juego combinativo como ninguno en este Valencia. Pasamos página Jonas.

El Genk sólo inquietó a la media hora de juego. Fue entonces cuando Diego Alves tuvo sus tres minutos de gloria. Pero los belgas tienen una manta más bien cortita... y al taparse la cabeza se dejaron los pies al fresco. Contragolpe. Gol. ¿De quién? De Soldado. Después la retahila: de nuevo Soldado, Pablo, Aduriz y Tino Costa. Festival, aunque la Champions pasa por Londres.

Estadísticas AS.com