Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

LIGA BBVA | ATLÉTICO 3-ZARAGOZA 1

Adrián y la defensa del Zaragoza alivian a Manzano

Adrián fue titular en el Atlético y consiguió un doblete. También marcó Domínguez. Helder Postiga hizo el tanto del Zaragoza, que estuvo muy desacertado en la línea defensiva.

P. BARGUEÑO

Muchas jornadas llevaba el Atlético -siete consecutivas sin ganar- desquiciando poco a poco a Gregorio Manzano. El partido tenía todos los ingredientes para destilar veneno y servírselo al técnico jiennense en bandeja de plata. Reyes ya se había encargado de calentar la previa a su manera, la afición estaba caliente en su día... pero el partido fue noticia por su carácter analgésico para el Atlético, sobre todo, gracias al Zaragoza y al planteamiento de su técnico, Javier Aguirre.

El entrenador mexicano dispuso en el Calderón una defensa de cinco, un anticipo de que no iba a practicar un fútbol valiente, ya que ni si quiera tuvieron recorrido sus laterales, algo que se presuponía en su dibujo táctico. Al Atlético no le hizo falta apretar mucho para anotar el primer tanto. Arda Turan puso un preciso centro al punto de penalti, donde Adrián, insultantemente sólo, remató de cabeza a placer, pero con gran talento, muy lejos del alcance de Roberto. Era el minuto 18, y la herida de Manzano dejaba de supurar.

A los veinte minutos de partido, el Atlético se adueñó del balón, o mejor dicho, el Zaragoza se declaró sumiso. Mario Suárez y Gabi no derrocharon posesión de balón, pero Adrián estaba realizando una gran labor de desgaste en el desmarque, y en el minuto 26 a punto estuvo de nuevo de rematar otro centro del turco Turan. Por su parte, el Zaragoza no inquietaba a Courtois, si acaso destacar el oficio de Helder Postiga, con un intento de vaselina y un sombrero que terminó con un tímido remate.

Tal y como discurría el partido ni siquiera era necesaria la fantasía de Diego -exquisito control dentro del área en el 29-, ni que Falcao, desaparecido, sacara el ariete para derribar la muralla maña, pues no fue tal, sino a lo sumo, una pared de cartón piedra. Una simple falta fue necesaria para que el Atlético pusiera el 2-0 en el marcador. Gabi la puso con criterio al segundo palo, pero la marca de Lanzaro sobre Godín fue penosa y Domínguez, a placer, mandó a deshacer las maletas de Manzano con su tanto.

El carácter del partido cambió de manera considerable en la segunda mitad. En primer lugar, Aguirre dio entrada a Rubén Micael y Lafita para acercarse algo más al arco de Courtois. Hasta el minuto 25 del segundo periodo, el Zaragoza lo consiguió, no hasta el punto de disparar alarmas, pero sí estuvo relativamente cerca del gol. Antes de ello, el partido se puso feo, con dos cartulinas amarillas para los maños en apenas tres minutos (Ponzio y Micael). En el minuto 22, el portugués Postiga estuvo a punto de llegar a rematar un envenenado centro de Juárez.

Fue el preludio del comienzo de otro 'minipartido' de ida y vuelta plagado de errores defensivos, en el que ambos equipos parecían a gusto. Así, en el 29, Filipe Luis fue capaz de adentrarse hasta las mismísimas entrañas del área rival para levantar la cabeza y encontrar sólo a Adrián, que marcó el tercero para los rojiblancos. Y ya en el 33, Postiga tuvo su premio al rematar de cabeza, también a placer, a la salida de un córner.

El partido siguió abriéndose, como si quisiera castigar a las fláccidas defensas. Hubo tiempo de ver buscar a Falcao el gol, de ver fallar a Diego -buen partido del brasileño- sólo ante Roberto, de anotar un par de detalles más de Arda... y de ver un manotazo de Perea. Pero Manzano salvó su cabeza gracias a los de siempre: los únicos tres anotadores colchoneros siguen siendo Falcao, Adrián y Domínguez.

Estadísticas AS.com