Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Real Madrid - Lyon | La contracrónica

El espíritu de Ramos

La mini-sequía de Cristiano no afectó a un Madrid pletórico, motivadísimo y sincronizado con un Bernabéu que disfrutó de una plácida noche otoñal de Champions. Benzema, Khedira (¡noticia!), Özil y Ramos firmaron la goleada soñada.

Parcial de 8-0. Europa no había conocido algo igual desde hace mucho tiempo. El Madrid está arrasando en Europa como Napoleón en sus primeras batallas. A falta de lo que haga hoy el Marsella ante el Arsenal, los blancos son los únicos que han hecho el pleno soñado: 9 de 9. Han caído los croatas que daban estopa hasta en el carné de identidad (0-1 al Dinamo de Zagreb), los delicatessen holandeses de la escuela tiqui-taquera del talentoso Ajax (3-0) y los franceses musculados y con pasado gafarrón del Lyon (4-0). Un parcial de 8-0 para cerrar una imponente primera vuelta de la liguilla a la altura de un dignísimo aspirante a la corona de los pesos pesados de la Copa de Europa. Este Lyon llevaba años opositando a bestia negra de los blancos. Pero el efecto Mou ha sido implacable. En dos años, los paisanos de mi amigo Hermel y de Zidane se han ido escaldados y con un saco de goles en el lomo frágil de Lloris. No Lloris por mí, Olympique...

Maestro Mourinho. Me quito el sombrero ante el portugués. Soy el primero que reconozco que ante la alineación inicial fruncí el ceño. La suplencia inicial de Higuaín (el MVP de octubre) y de Kaká (un Balón que por fin vuelve a ser de Oro) daba motivos para alimentar esa moda llamada debatizar. Pero lo bueno de ser Mourinho es que se las sabe todas. Consideraba que ante un equipo cerrado y encapsulado como el Lyon lo mejor era buscar asociaciones de ideas para derribar el muro. Y en ese terreno, Benzema y Özil son perfectos. Karim por su imaginación más propia de Walt Disney y Mesut por esa capacidad para imitar a Guti (de hecho, el canterano de Torrejón está firmando sus últimas páginas al lado del Gran Bazar de Estambul). La plantilla de este Madrid es Beluga. Hay plan A, B y C si fuese necesario. Todos se sienten partícipes. Hay compromiso. Hay método. Mou, tus acciones en Bolsa suben de valor cada día que pasa...

Cristiano, 'O Generoso'. Así habría que rebautizar al 7. Lleva una mala racha ante el gol. Pero ha sido más generoso que nunca en ese período de barbecho, regala goles metidos (el de Higuaín ante el Betis o el de anoche de Karim ante sus compatriotas) y sigue buscando espacios para buscar la sorpresa. Sin ser el starring de la película, Cristiano consigue ganarse el respeto del fútbol. Un número uno no necesita meter tres goles para demostrar quién es. El Bernabéu terminará amando más a este Cristiano que a ese depredador que sólo vive del gol. Y por cierto, el día que nos descuidemos meterá cuatro de una tacada. Crack total.

Martes de Ramos. Sergio es uno de los nuestros. Llegó siendo un crío y le vemos como si fuera producto de la cantera de Valdebebas. Su gol (el 4º fue del 4) fue el premio a la combatividad, la constancia y el ímpetu indomable de un defensa con mentalidad de legionarios. Sergio, te mereces la Décima...

Favoritos al título. Europa mira de reojo al Bernabéu. Los hinchas del Lyon estaban asustados. Estos años atrás llegaron en número considerable: de 2.500 a 3.000. Anoche, apenas 800 se dejaron ver por el santuario de La Castellana. Normal. Sabían que no tenían nada que hacer. Me alimentan ese optimismo José Luis (un niño venezolano de 9 años fan de Casillas) y las peñas Cacereña, Middelkerke (Brujas), Emérita Augusta, Espinosa de Navacerrada, El Rollo de Madroñeras, Vino Tinto de Yecla y Txuletón. Este Madrid huele a Múnich...

Estadísticas AS.com