Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

liga bbva | getafe 0 - villarreal 0

Getafe y Villarreal empatan a nada y airean sus carencias

No hubo historia en el partido de los desaciertos. El pitido final fue un alivio para los espectadores, que vieron como los equipos se fueron como llegaron: sin despegar en Liga.

Getafe y Villarreal mostraron sus carencias con un partido aburrido que acabó con un empate sin goles y que deja a ambos clubes en una situación preocupante tras un inicio de temporada errático. El partido de las necesidades, marcado por las posiciones de los dos equipos en la tabla, tuvo una víspera accidentada por las ausencias de última hora de jugadores importantes para los hombres de Luis García. Se caían de la lista de convocados tres futbolistas muy importantes en su esquema. Pedro León, Abdel Barrada y Miguel Ángel Moyá se quedaron fuera del choque por lesión.

Con otras cinco ausencias más, el Getafe tuvo que comenzar un partido en el que necesitaba ganar para salir de los puestos bajos de la clasificación. Y, enfrente, el Villarreal, también con varios lesionados, tenía un objetivo similar. Los castellonenses aspiran a jugar en Europa la próxima temporada y los "azulones" a copar posiciones más ambiciosas. Por eso, el duelo era, desde el inicio, extraño.

Y así debió sentirse Dani Güiza, que en los primeros compases del choque tuvo las dos oportunidades más claras del primer acto. El jerezano parece no encontrar su mejor momento. Apenas hizo la pretemporada y se nota. Tampoco ayuda su inactividad en Turquía. Necesita marcar para coger confianza. Ausente el gol, poco a poco parece sentirse más a disgusto en el campo.

Pudo marcar primero en un mano a mano ante Diego López tras un pase del argentino "Cata" Díaz que "cogió" la espalda a Gonzalo. En su primer intento, Güiza erró al elegir la vaselina para marcar. Su intento, acabó en catástrofe. No mucho después, en el minuto trece, pudo remediar su fallo anotando el primero de cabeza, pero, de nuevo, no acertó con su remate. El centro, de Pedro Ríos desde la derecha, acabó marchándose cerca del poste derecho de Diego López.

Fue el último intento del Getafe, que a partir de ese momento dejó de ser el único dueño del partido. El Villarreal tuvo sus arranques esporádicos y también fue capaz de asustar a sus rivales. Los encargados de hacerlo fueron Marcos Senna con un disparo lejano y el colombiano Cristian Zapata con un cabezazo ajustado al poste de Jordi Codina. Ahí se acabó todo el peligro de ambos contendientes en los primeros cuarenta y cinco minutos.

El aburrimiento continuó tras el paso de los vestuarios. Sólo Giuseppe Rossi fue capaz de poner algo de picante al resto del encuentro. El delantero italoamericano fue el único que tenía algo de chispa para desnivelar un marcador destinado al empate sin goles. Suyas fueron las grandes ocasiones que pudieron sellar un destino diferente para el Villarreal, pero el punto de mira no estaba afinado en el Coliseum. De hecho, la vaselina de Güiza fue el único disparo entre los tres palos en los 90 minutos que duró el partido. Y, contagiado por esa tendencia, Rossi se acercó hasta en tres ocasiones al gol con tiros que salieron rozando los palos.

No hubo más historias en el partido de los desaciertos. El pitido final fue un alivio para los espectadores del Coliseum, que vieron como los dos equipos se marcharon como llegaron a la cita: sin despegar en la Liga.

Estadísticas AS.com