Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Sporting 0 - Barcelona 1

Adriano coloca líder al Barça

Un solitario gol del brasileño sirve al conjunto azulgrana para mandar en la clasificación con 14 puntos. Dominio culé abrumador en la primera mitad. En la segunda, el Sporting presentó batalla.

ABEL ROMERA

Adriano coloca líder al Barça Ampliar
Adriano aupa al Barcelona al liderato

El Barcelona se impuso por un gol a cero al Sporting en El Molinón sumando su cuarta victoria liguera y convirtiéndose en el nuevo líder. Durante la primera mitad el equipo azulgrana dominó de principio a fin y monopolizó el balón sin dar opción alguna a su rival. Tras el descanso, los locales presentaron más batalla sin obtener botín alguno. El gol que a la postre acabó siendo decisivo llegó poco antes del cuarto de hora tras un disparo al palo de Xavi cuyo rechace recogió Adriano para batir a Juan Pablo. Las ausencias de Piqué y Puyol, ambos en el banquillo, y la lesión de Cesc dibujaron un esquema culé poco habitual. Adriano y Thiago se sumaron a la línea de tres de atrás actuando como falsos laterales y cumpliendo con buena nota en tareas defensivas y ofensivas. Los de Preciado siguen colistas con un solo punto de dieciocho posibles.

El ímpetu, las ganas y la intensidad con la que el Sporting salió al terreno de juego no impidió que, tras unas primeras jugadas de tanteo, el Barcelona se hiciera dueño y señor de la pelota. Con el esférico en sus pies y después de algunas llegadas con peligro al área de Juan Pablo, hizo acto de presencia el juego de toque azulgrana a la espera de la aparición de espacios en la defensa local. No se había cumplido el cuarto de hora cuando Xavi soltó un latigazo desde la frontal del área que se estampó en el palo derecho del guardameta asturiano y cuyo rechace sirvió a Adriano para abrir el marcador con una pequeña colaboración involuntaria de Canella.

A pesar de que el tanto recibido espoleó a los hombres de Preciado, nada pudieron hacer estos ante la facilidad con la que el Barcelona impuso su monopolio sobre la pelota. Pocos minutos después del primer tanto, David Villa obligó a emplearse a fondo a Juan Pablo para evitar que los blaugranas aumentasen su ventaja en el electrónico. La superioridad de los de Guardiola era inmensa e indiscutible. Los jugadores visitantes aumentaban y disminuían el ritmo de partido a su antojo, tocaban y tocaban sin que el Sporting pudiera hacer nada por evitarlo y no dejaban opción alguna en ataque a los asturianos. Dos flojos remates de Trejo y Canella fueron el único acercamiento con peligro gijonés en una primera mitad en la que sólo existió el Barça.

Tras el tiempo de asueto y el susto dado por Mascherano, que quedó aturdido sobre el césped tras recibir un rodillazo fortuito de su compañero Alves, el partido se reanudó sin cambios en ninguno de los equipos. Como era previsible, los jugadores locales comenzaron el segundo tiempo protagonizando un arreón, con más ganas que ideas, para sorprender al Barcelona e intentar devolver la igualdad al marcador. La embestida asturiana fue perdiendo fuerza a medida que avanzaban los minutos y poco a poco se volvió a instaurar la tónica de los primeros cuarenta y cinco minutos en los que el Barcelona manejó el tempo del partido como quiso.

Poco después del minuto diez del segundo acto, Abidal se vio obligado a abandonar el terreno de juego con molestias y Guardiola dio entrada en su lugar a Maxwell. Esta sustitución sumada a la que Guardiola realizó acto seguido retirando a Pedro para introducir a Piqué modificó la disposición azulgrana sobre el césped, pero no el quiero y no puedo que evidenciaban los locales ante un rival que dio la sensación de tener el partido controlado en todo momento a pesar de lo ajustado del resultado. La sensación de peligro del Barcelona en cada acercamiento a Juan Pablo era constante, mientras que rara vez logró el Sporting finalizar sus acometidas ante la portería de Valdés. El derroche físico del conjunto asturiano no obtuvo premio y el partido acabó con cada uno de los contendientes en un extremo de la clasificación, los visitantes líderes y los locales colistas con un solo punto y en una situación más que preocupante.

Estadísticas AS.com