Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

VALENCIA 1 - ATLÉTICO DE MADRID 0

Soldado llama a la Selección y amarga el debut de Falcao

El conjunto valencianista se llevó merecidamente la victoria. Gran partido de Soldado y Miguel. Detalles de Diego y Arda Turan. El colegiado tuvo una mala noche para los dos equipos.

DAVID F. SANCHIDRIÁN

Todavía es tiempo de rodaje, no se pueden sacar conclusiones aplastantes, pero lo cierto es que el Atlético de Madrid ya tiene prisa. Tiene prisa porque el Valencia, uno de los rivales en su lucha por Europa, se escapa a cinco puntos. El equipo no está maduro y los de Manzano necesitan congeniar lo antes posible para recuperar el terreno perdido en estas dos jornadas de Liga. En Mestalla cayó dignamente ante un Valencia superior y ordenado en todas sus líneas. Emery ha conseguido seriedad defensiva, hasta Miguel brilla, y el ataque camina imparable al ritmo de Soldado.

Mestalla era un estadio propicio para testar el nuevo proyecto rojiblanco. Escasas conclusiones se pudieron sacar con la clasificación para la fase de grupos de la Europa League, así que el Valencia, primer rival de entidad de la era Manzano, iba a ser una buena piedra de toque. Además ya estaban todos, no faltaba nadie. Kun y Forlán son historia rojiblanca y mejor sería no volver a hablar de ellos. Han venido Falcao, Adrián, Arda Turan y Diego para impulsar el ataque rojiblanco.

El debut del colombiano no pasará a la historia, aunque sí sirvió para hacerse una idea de la voracidad de un jugador que hoy se vio algo desasistido por sus compañeros pero no eludió nunca el cuerpo a cuerpo con Víctor Ruiz y Rami. Arda Turan y Diego no contribuyeron hasta la segunda parte, pero las sensaciones fueron quizás más positivas, de momento, que las de Falcao. El turco se ofreció siempre como una buena salida al juego rojiblanco y el brasileño dejó claro que de calidad va sobrado. Si se asienta pronto, puede ser una pieza clave en el Manzanares.

Pero el Valencia sí puede hinchar el pecho. Ya aventaja en cinco puntos a uno de sus máximos rivales en la lucha por Europa. La salida de Mata no ha resultado tan traumática porque Emery ha conseguido reinventar al equipo con Piatti y Pablo Hernández. Por no hablar del estado que vive Roberto Soldado. Son días tan dulces que no extrañaría nada verle con la camiseta de la Selección en la próxima convocatoria. Suyo fue el tanto de la victoria y ya suma cuatro en dos jornadas ligueras.

Ritmo frenético desde el principio

El ritmo de juego fue brutal desde el principio aunque los pasos a seguir fueron diferentes en ambos equipos. El Valencia se fue arriba con descaro y apoyándose en mayor medida en las bandas, por suerte para Miguel que pudo reconciliarse rápidamente con la grada. En cambio el Atlético era más delicado, mimaba el balón en la medular hasta dar con un buen movimiento de Falcao o Adrián. Hueco que encontró Soldado a la primera oportunidad. A los diez minutos cogió la espalda de Domínguez y se plantó solo ante Courtois pero el meta pudo despejar a córner. Parece que el belga ha cogido la portería del Atlético para no soltarla jamás. La soltura valencianista se acrecentaba y las ocasiones se sucedían, a la vez que la polémica. El colegiado González González mosqueó a la afición valencianista muy pronto. Por un placaje de Miranda sobre Soldado y por anular un gol de Piatti tras una gran pared de Soldado por un fuera de juego al parecer inexistente.

El partido nunca dejó de ser atractivo. Ni siquiera cuando el dominio del Valencia era más descarado porque el Atlético nunca fue un pelele en manos rivales. Mantuvo el tipo con una presión asfixiante y cordura en la creación. Manzano ya ha ganado una batalla. Prueba de ello fue la genialidad de Tiago a los 25 de juego desde el balcón del área valencianista con un pase elevado al más puro estilo Michael Laudrup pero Guaita también se quiso lucir y echó por tierra el intento de Adrián. Por momentos parecía un partido de tenis. El balón iba de área en área y los de Emery contestaron, sin suerte, antes del descanso con una ocasión doble de Jonas.

El Atleti avisa y Soldado ejecuta

Nada más comenzar la segunda parte, el Atlético tuvo la ocasión más clara del partido. Un centro de Silvio, dueño del carril diestro, fue directo a la cabeza de Gabi pero su remate a bocajarro se estrelló en el brazo de Rami. Tampoco lo vio el árbitro castellano leonés.

Si Silvio iba como una moto por su banda, Miguel era una locomotora a pleno rendimiento por la suya, y no echaba humo (por los malpensados). Sus pulmones aún no tienen los achaques del tabaco. En una de las muchas carreras, el portugués colgó un balón perfecto y Soldado remató de forma impecable. Se adelantó a la zaga rojiblanca, se suspendió en el aire y coló el balón por la escuadra ante la atenta mirada de Vicente del Bosque desde la grada de Mestalla.

Manzano encomendó la revolución a los nuevos. Entraron Arda Turan y Diego. Y la jugada no salió bien porque González González falló otra vez más al pasar por alto un agarrón de Rami a Diego. El Atlético lo intentó hasta el final con pundonor pero el premio se lo llevó merecidamente el Valencia.

Estadísticas AS.com