Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

premier league | chelsea

Secuestrado en Nigeria el padre de Obi Mikel

Nadie ha tenido noticias de Michael Obi desde que el viernes no volvió a casa, después del trabajo, en Jos, la capital del estado nigeriano de Plateau.

El padre del jugador nigeriano del Chelsea John Mikel Obi fue secuestrado el pasado viernes en Nigeria, según confirmó hoy el representante del futbolista a la cadena británica BBC.

Nadie ha tenido noticias de Michael Obi desde que el viernes no volvió a casa, después del trabajo, en Jos, la capital del estado nigeriano de Plateau.

El jugador recibió la noticia de la desaparición de su padre el domingo antes del partido de liga del Chelsea contra el Stoke City, pero decidió jugar para "no decepcionar" a su equipo y a su familia.

Aunque la familia no ha tenido ningún tipo de contacto con el secuestrado, creen que está en buenas condiciones, según explicaron a la BBC.

El representante del jugador del Chelsea, John Ola Shittu, dijo que todos en la familia se mantienen "esperanzados" y que este momento está siendo "duro" para Obi.

De momento, nadie ha reclamado el secuestro o un rescate pero la familia del jugador denunció la desaparición ante la policía en Nigeria y están tomando todas las medidas necesarias para localizarlo, según el representante de Obi.

En una entrevista concedida a Sky Sports News, el internacional nigeriano se dirigía a los secuestradores de su padre. "Quien tenga a mi padre o sepa dónde esté, por favor, que se ponga en contacto conmigo para que pueda ser puesto en libertad. Mi padre es un hombre mayor que no ha hecho daño a nadie. No sé porqué le habrán raptado", consideraba angustiado.

Según Obi Mikel, los raptos son una práctica extendida en el norte de Nigeria, pero no así en el este del país africano. "Donde nosotros vivimos, en Jos, es un lugar muy seguro", relataba el jugador del Chelsea, que el pasado domingo, sabiendo del rapto de su padre, decidió jugar en el partido que enfrentaba a su equipo contra el Stoke City, para no alarmar a su familia.

El jugador, de 24 años, ha expresado que le gustaría volver a Nigeria, pero por motivos de seguridad, permanecerá junto a su hermano en Londres. "Es una situación muy difícil para mí", sentencia Obi Mikel.

Los secuestros de trabajadores de empresas petroleras y personas adineradas son bastante comunes en Nigeria y los futbolistas y sus familias se han convertido en un objetivo cada vez más atractivo para los delincuentes.

En julio de 2008, el hermano mayor del jugador nigeriano del Everton Joseph Yobo fue secuestrado en Nigeria, en la ciudad de Port Harcourt, y liberado dos semanas después sin que quedara claro si se pagó un rescate.

Estadísticas AS.com