Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga Adelante | Celta

Bustos sufrió un ataque epiléptico en la sesión

El Celta vivió ayer un susto tremendo en su vuelta a los entrenamientos. En la sesión vespertina, el mediocentro Cristian Bustos sufrió un cuadro convulsivo y tuvo que ser atendido sobre el césped de A Madroa por el doctor Cota. Tras superar diversas pruebas, hoy recibirá el alta.

Clemente Garrido

Bustos sufrió un ataque epiléptico en la sesión Ampliar
SOBRESALTO. Bustos, en la foto durante un partido, disparó ayer las alarmas al sufrir un ataque epiléptico en el primer entrenamiento.

La vuelta al trabajo del Celta no pudo ser más accidentada. En la sesión vespertina, Cristian Bustos cayó desplomado al suelo y sufrió un ataque epiléptico que precisó la inmediata actuación del doctor Cota, jefe de los servicios médicos del equipo vigués. El cuadro convulsivo que padeció el mediocentro alicantino le produjo una fase de apnea, aunque el galeno de la entidad olívica indicó que el jugador no tuvo en ningún momento parada cardíaca. No obstante, Bustos fue trasladado inmediatamente en ambulancia a la Clínica de Fátima, donde se le practicó un tac cerebral que no reflejó alteraciones. A pesar de todo, el centrocampista pasó la noche en observación en la clínica viguesa, donde permanece estable y hoy recibirá el alta.

El doctor Cota indicó como se produjo la asistencia al futbolista: "Le asistimos a pie de campo, recuperando la ventilación normal con una recuperación progresiva del estado neurológico, aunque con una fase posterior de desorientación, momento en el que decidimos trasladarlo al Hospital de Fátima". A la espera de su evolución en las próximas horas, el jefe de los servicios médicos del cuadro celeste se mostró tranquilo: "Está estable y el tac cerebral al que fue sometido no desvela mayores alteraciones, por lo que no esperamos mayores problemas".

Susto mayúsculo.

El cuadro convulsivo que sufrió Cristian Bustos dejó a todos sus compañeros boquiabiertos. El entrenamiento vespertino, primero en el que participaban la totalidad de la plantilla, se estaba desarrollando con total normalidad, hasta que el mediocentro alicantino se desplomó. En ese momento cundió el pánico y los futbolistas se quedaron paralizados presenciando atónitos la intervención del doctor Cota, que a posteriori resultó decisiva.

Horas antes había superado las pruebas médicas

El caso de Cristian Bustos tendrá que ser estudiado a fondo por los servicios médicos del Celta, ya que el jugador no tiene antecedentes de este tipo en su vida privada. Además, ayer mismo por la mañana había superado con éxito las pruebas médicas a las que había sido sometido y se encontraba en perfecto estado de salud. No obstante, esta nueva dolencia requerirá un estudio más complejo que se le realizará en los próximos días. Eso sí, el alicantino no tendrá problemas para continuar con la actividad futbolística.

Estadísticas AS.com