Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

José Luis Astiazarán

"El reparto colectivo de la tele equilibrará la Liga"

¿VA EL FÚTBOL HACIA UNA LIGA BIPOLAR? AS publica un serial de entrevistas para chequear la situación del fútbol, donde el reparto desigual de los derechos de televisión puede llevar a una liga 'a la escocesa', con Madrid y Barça por encima del resto. Hoy responde el presidente de la LFP.

Se presenta un verano caliente con varios frentes abiertos en el mundo del fútbol profesional. ¿Cuál es la postura de la Liga?

En la Liga estamos abiertos a todo tipo de propuestas. Naturalmente, serán bienvenidos todos aquellos que estén dispuestos a aportar algo, pero no quienes vengan a poner zancadillas en un proceso importante y delicado.

Desde la Administración no se observa abierta disposición a ceder a las peticiones de la LFP. No se vio con Lissavetzky y no se ve con Soler.

Entiendo que según van los acontecimientos y la realidad del país, desde la Secretaría de Estado acabarán pidiendo que se monte una mesa de negociación para llegar a acuerdos. Todo lo demás que se quiera decir será hambre para hoy y hambre para mañana.

¿Es la LFP la mala de esta película del fútbol?

No somos ni buenos ni malos. La situación económica global del país pasa por un momento difícil. Todo el mundo toma medidas para aplicar factores correctores: los bancos, las constructoras... Pues la Liga también debe reorganizarse ante esta realidad.

La realidad deportiva, después hablaremos de la económica, es que la Liga va a hacia la bipolaridad Barça-Madrid. ¿Se corre el peligro de acabar con la emoción?

Es cierto que Barça y Madrid están en un nivel competitivo diferenciado. Por eso es meritorio el plan que desde la LFP planteamos para buscar puntos de equilibrio y mantener una Liga de elite. Nuestras reivindicaciones buscan un reparto más compensado de los recursos para evitar que sólo dos clubes focalicen la competición. Este es el mensaje que debe entenderse.

Dinero, dinero, dinero.

Ahora Madrid y Barça tienen unos ingresos por televisión que les permiten una notoriedad deportiva. Estas diferencias deberán equilibrarse cuando en 2015 se reparta el dinero de las televisiones de otra manera. Como sabe, ya han llegado a un acuerdo un grupo de clubes [todos menos seis: Athletic, Real Sociedad, Villarreal, Sevilla, Espanyol y Zaragoza] para reorganizar el reparto televisivo en bloque a partir de 2015. En otras Ligas lo hacen, como la Premier, y funciona razonablemente.

Esta medida iría unida a otra que la LFP pelea en el desierto: eliminar el partido en abierto.

Mire usted, la Liga pierde muchísimo dinero con el partido en abierto. Son unos 150 millones de euros los que dejamos de repartir entre los clubes. Además, este partido no nos permite el manejo de la parrilla televisiva con tiempo suficiente para negociar las retransmisiones con otros países. Mejoraríamos enormemente la explotación si se regulase este partido de otra manera. De lo contrario, estaremos matando el producto 'Liga española' poco a poco.

¿Tanto lo entiende así la LFP?

Mire, en Asia, la Liga es la número uno en conocimiento, pero la número dos en explotación [la Premier es la mejor pagada]. La fidelidad a nuestra Liga desde el Mundial es insuperable, pero... La LFP no maneja los horarios y los partidos, lo que no nos permite venderlos debidamente. En China quieren que juguemos a las cuatro de la tarde... ¡Habrá que solucionarlo!

También habrá que solucionar que en el aficionado español se entusiasme con una Liga más competida, ¿no?

A eso vamos. Todo el mundo debe entender que necesitamos un tiempo para solucionar las disfunciones deportivas y económicas. En cuanto a lo deportivo, luchamos por conseguir un producto atractivo para los aficionados. Y en este sentido tenemos que mejorar en todos los aspectos: negociar con los operadores de televisión, patrocinios... Y conseguir el apoyo de las instituciones públicas y del sindicato de jugadores en busca de igualar la capacidad deportiva de nuestros clubes. Pero esto no se consigue de un día para otro.

Parece incoherente: la LFP pide más dinero cuando la realidad es que los clubes se han gestionado mal y están súper endeudados.

Cada club tiene su capacidad de gestión y no es tan sencillo dirigirlos como algunos quieren entender. No me gusta que se hable en frases maximalistas sobre lo mal que se gestionan los clubes. Conviene ser cauto. El fútbol español ha alcanzado una excelencia deportiva, con unos resultados en Mundial, Europeo y selecciones inferiores que es un éxito de los clubes que pertenecen a la LFP donde se han forjado esos jugadores. Parece que se olvida que el trabajo y formación del fútbol base que tantas alegrías nos está dando y es modelo para muchos países, forma parte de los presupuestos de los clubes que pertenecen a la LFP.

Por ese lado el fútbol sí goza de buena salud colectiva...

Haga el cálculo: el noventa y ocho por ciento de los jugadores de nuestras selecciones están enrolados en la Liga española. En otras selecciones, juegan casi todos los internacionales fuera de sus países. ¿Es o no es un éxito de la Liga?

Visto así...

Y más le diría aún, además de Barça y Madrid, recuerde que otros clubes españoles han ganado títulos europeos recientemente, y están dando ejemplo de altísimo nivel allá por donde compiten.

Bien, pero la deuda existe y está ahí. Alguien ha hecho algo mal y la Administración no está por la labor de poner dinero para el fútbol.

Habría que reflexionar con más frialdad cuando se dice que el Estado no está para ayudar al fútbol económicamente. Si hacemos cuentas del retorno que la Liga da a la 'marca España', del impacto promocional que el fútbol supone para nuestro país... Cuantifíquelo.

Cuénteselo a la Secretaría de Estado para el Deporte.

Mire usted, la LFP pierde muchísimo dinero en cuestiones que le corresponden y que aún no tenemos respuesta, como las apuestas 'on line', el porcentaje de las quinielas... Yo observo que, desgraciadamente, no se reconoce el trabajo de los clubes por las declaraciones y posturas permanentemente contrarias a la LFP.

La sensación es que el fútbol es un dispendio en el que sólo Barça y Madrid navegan sin apreturas.

Los dos clubes que usted menciona disfrutan de unos ingresos extraordinarios que otros no tienen. Pero a partir de la implantación del 'Fair Play financiero' regulado por la UEFA para nuestra Liga, todos los clubes pasarán por un control económico que ayudará también a mantener un equilibrio deportivo, responsabilizando de la gestión a los dirigentes.

Quizás este control llega demasiado tarde en algún caso.

No llega ni tarde ni temprano. Llega cuando la UEFA ha obligado a implantarlo en las Ligas de su ámbito.

¿Y mientras?

¿Quiere usted que nos pongamos a analizar cómo se gestiona el dinero en otros deportes? La LFP no va a hacerlo.

Estadísticas AS.com