Estás leyendo

La LFP pedirá los libros de cuentas a sus clubes

La situacion económica del fútbol español | El plan de la LFP

La LFP pedirá los libros de cuentas a sus clubes

La LFP pedirá los libros de cuentas a sus clubes

david gonzález

En ejecución del 'fair play' financiero que exige la UEFA para 2014

La Liga de Fútbol Profesional ya ha diseñado la hoja de ruta para implantar en tres años las normas del 'fair play' financiero en sus clubes asociados, según las reglas que propuso la UEFA en mayo. Se trata de un reglamento que fue aprobado por la Comisión delegada de la LFP el día 17, y que ha de corroborar la Asamblea general del 12 de julio. Su aplicación supondrá un giro absoluto en la gestión económica de los clubes y SAD, buscando como gran objetivo el equilibrio entre los ingresos netos y gastos, de cara a eliminar las deudas no soportables y garantizando los pagos a personal deportivo, Hacienda y acreedores.

La LFP ha seguido la pauta marcada por Michel Platini en cuanto a 'Fair Play' financiero y se va a crear un Comité de Control económico, que estará formado por cinco profesionales independientes contratados al efecto, con poder para supervisar las cuentas de los clubes, controlar el cumplimiento de las medidas de viabilidad e imponer sanciones disciplinarias en caso de incumplimiento del reglamento financiero.

La Asamblea general de la LFP debe aprobar este documento y la entrada en vigor del reglamento sería inmediata, en cuanto el Consejo Superior de Deportes (CSD) lo ratifique y se incluya en los estatutos de la LFP. La Federación respalda este reglamento financiero, ya que el organismo que preside Villar es el conducto formal en las relaciones con la UEFA.

En referencia al reglamento, destaca la obligación de los clubes de presentar los estados financieros anuales y los listados de traspasos y fichajes. El Comité obligará a mantener el punto de equilibrio por el que se prohibirá mantener deudas líquidas y vencidas al cierre de cada ejercicio con jugadores, otros clubes o administraciones públicas. El departamento de control emitirá un certificado final en el que constará el grado de cumplimiento en tres baremos: positivo, negativo o positivo con recomendaciones.

Entre otras normas de obligado cumplimiento, dentro de tres años la inversión de los clubes en su primera plantilla no podrá superar el setenta por ciento de los ingresos relevantes de la temporada. Asimismo, la deuda neta no podrá superar el cien por cien de los ingresos totales de la entidad.

Siguiendo las pautas marcadas por UEFA y según el reglamento que entrará en vigor, las medidas disciplinarias que la LFP impondrá a los clubes variarán según la gravedad de los incumplimientos. Las sanciones serán deducción de puntos, multas económicas, imposibilidad de tramitar licencias, no inscripción en competiciones o expulsión de la competición. Frente a este tipo de resoluciones, sólo cabrá recurso ante un tribunal arbitral independiente. La actuación del Comité supondrá un punto de inflexión sobre la gestión financiera de los clubes.

También te puede interesar