Estás leyendo

"Florentino Pérez se ha decantado claramente"

Valdano

"Florentino Pérez se ha decantado claramente"

"Florentino Pérez se ha decantado claramente"

El ya exdirector general de Madrid salió a la sala de Prensa con traje y camisa, pero sin corbata. Con evidentes síntomas de tristeza en su rostro por su adiós al club atendió a los medios: "Me voy de un club en el que llevo entrando y saliendo 27 años. Es doloroso irse de los sitios queridos".

¿Por qué desmintió su marcha tras el encuentro ante el Villarreal?

Lo desmentí porque no era verdad. La pregunta era si yo dimitiría y yo dije que no abandonaba, que no tenía pensado dimitir. Hoy es un escenario nuevo, es el Madrid el que toma la decisión de generar una nueva organización y mi responsabilidad queda diluida. Es una decisión del club, no mía.

¿Se siente derrotado por Mourinho?

Yo no he convertido el Madrid en un campo de batalla. Todo mi esfuerzo esta temporada fue de contención. Fui antes director general del Madrid que Jorge Valdano. Fue un esfuerzo que me obligaba a la prudencia, la responsabilidad y el sentido institucional. En la Prensa se presentó como una batalla y yo traté de escapar a ella. Respeto mucho todo lo que me enseñó este club. Quise estar a la altura de su grandeza. Florentino Pérez, acabada la temporada, tenía que decidir y se ha decantado claramente. Esta nueva estructura no achica al Madrid, es una solución ante una situación que no era fácil de administrar.

¿Veía venir esta situación o se siente traicionado?

Yo sólo mido la graduación de mi propia lealtad. Y he sido leal al club y a la persona que me trajo. Mi lealtad duró hasta el último día y no tengo nada más que comentar. El club ejerce su responsabilidad y soy yo el que tiene que saltar de la organización.

¿Cree que Mourinho generó la batalla?

No sé cuál fue la intención de Mourinho. Yo sólo quise reducir el ruido que había en torno al Madrid. Le pedí muchas veces al presidente una reunión a tres, pero no fue posible. No fue posible y desembocamos en esta situación.

¿Qué cree que ha hecho mal para que se tome esta decisión?

El presidente me ha dicho que no tiene nada que reprocharme y yo tampoco tengo nada que reprocharme. He seguido lo que manda la cultura del Madrid y me voy con una gran tranquilidad.

¿Ha hablado con Mourinho en las últimas horas?

Hace mucho que no hablo con Mourinho personalmente. Nos saludamos educadamente, pero él buscó otros interlocutores. Pidió un lugar en el club y yo se lo conseguí. Mis responsabilidades quedaron reducidas en el primer equipo. Con el tiempo giró la idea de club y era evidente que yo no me sentía cómodo en esa situación.

¿Por qué ha decidido salir ante los medios?

Cuando terminó la Junta Directiva había que comunicar las decisiones que se tomaron. Pedí aprovechar que estaban los medios en el Bernabéu para despedirme y zanjar la situación. No me pareció adecuado que estuviésemos juntos.

¿Se va decepcionado?

Me voy con la tristeza de un club en el que llevo entrando y saliendo 27 años. Siempre es doloroso alejarse de los sitios queridos. Dejo a personas queridas y alejarme me produce esta tristeza.

¿Teme que tras usted salgan los profesionales que trajo?

El presidente me ha prometido que el equipo que vino conmigo, seguirá. Valoro mucho la continuidad, también la de Mourinho. Me parece saludable para un club que ha sido tan inestable en los últimos años. Este club necesita asentarse en un proyecto durante un tiempo razonable.

¿Se arrepiente de no haberse marchado antes?

Se abrió un debate en el club y Florentino me pidió que me quedará, pero cuando las sensibilidades son tan distintas, las diferencias no tardan en aparecer. No me arrepiento.

¿Si tuviese a Mourinho ahora aquí delante que mensaje le daría?

Delante de ustedes (por la Prensa) le daría la mano, es el entrenador del Madrid y no me permitiría una salida de tono. Detrás también le daría la mano como hice el último domingo cuando vine a ver al Castilla.

¿Cree que su marcha se debe a que no creía en Mou?

Dije que necesitábamos un liderazgo, que el equipo lo necesitaba. Le he visto trabajar, es un buen entrenador y me parece justo que continúe.

¿Cuándo se dio cuenta de que la relación era imposible de retomar?

Hace algún tiempo, pero nunca hubo ningún enfrentamiento que justificara esa diferencia que marcó el entrenador. La he ido siguiendo más a través de los medios de comunicación que a través de nuestra relación personal.

¿Ha recibido alguna llamada de algún jugador del Madrid?

No me gusta revelar cuestiones íntimas. He recibido muchas satisfacciones en las últimas horas, pero no me gusta hacerlas públicas.

¿El motivo de la tensión fue cuando dijo que: "Había un delantero, pero estaba en el banquillo"? ¿Fue en ese momento cuando Mourinho le dijo al presidente: "o Valdano o yo"?

Nunca supe que hubiese hecho un planteamiento al club tan taxativo. En cuanto a esas declaraciones no me parecen por sí solas motivo suficiente para generar un abismo entre los dos. Creo que tiene que ver con una diferencia de sensibilidad al concepto de fútbol y de club.

¿Pensó alguna vez que el Madrid borraría un organigrama para contentar a un entrenador?

En estos 27 años esto ha evolucionado mucho. Antes había un sucedáneo que se llamaba secretaría técnica. Había valores muy firmes, pero una organización diferente. Lo que hay que buscar es que se mantengan los valores.

¿El Madrid ha dado un giro a su historia esta temporada?

En lo del giro me refiero en general. Dejé de sentirme cómodo. El club se había ido hacia un lugar, yo me había alejado y me había quedado sólo. Yo no me he movido de mi lugar. Cuando hubo diferencias encontré refugio en los valores.

¿Volverá con Florentino?

No tengo distancia emocional para contestar.

También te puede interesar