Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Fútbol Femenino | Españolas que han dejado huella en el Calcio

Italia despide a su última gran 'donna' española

Ángeles Parejo llegó a Italia, en 1988, de la mano de su melliza Isabel, ambas con una ficha del Torino de 300.000 pesetas y 50.000 al mes. Allí tomo el testigo de otra española, la pionera Conchi 'Amancio'. Con 42 años y tras 23 temporadas en el calcio, Ángeles dice adiós al fútbol.

Italia despide a su última gran 'donna' española del calcio: Ángeles Parejo Jiménez. A sus 42 años, acaba de conquistar su cuarto 'Scudetto' con el Torres, de Sassari (Cerdeña), que ha acabado invicto. Este sábado disputará su último partido, la final de la Copa de Italia, ante el Tavagnacco. Será una despedida emotiva porque Ángeles lleva 23 años jugando en Italia, marcando goles, 538 solo en Liga (el último lo anotó este sábado ante el Torino), y conquistando títulos: otras cuatro Copas de Italia y dos Supercopas.

En unos días empezará una nueva vida, aunque seguirá trabajando en el bar donde lo ha hecho hasta ahora: "Durante estos años me he sacrificado mucho, trabajando por la mañana (de 07:00 a 14:00 horas) y entrenándome por la tarde y con un solo día de descanso. Necesito estar con mi familia (vive con su melliza), pasear por la playa Mi padre siempre me dijo: "Con lo gran futbolista que eres, si hubieras sido chico, te habrías forrado...".

La familia.

Esta barcelonesa, de padres cordobeses, aún se emociona al recordar su marcha a Italia, con 18 años: "Mi melliza Isabel (dejó el fútbol en 2003) y yo llevábamos seis años jugando en el Sabadell. En 1987 vino el Torino a un torneo amistoso y se fijó en nosotras. Yo jugaba de extremo izquierdo e Isabel, de extremo derecho, aunque luego acabó de defensa. Nos ofrecieron, una ficha de 300.000 pesetas y 50.000 al mes a cada una. Pero no nos fuimos sólo por dinero. Dejar a mis padres y a mis otros cinco hermanos era algo muy duro, pero la pasión por el fútbol y la idea de ayudar a nuestra familia nos llevaron a tomar esa decisión".

Ángeles se sorprende de que su "aventura" haya durado 23 años: "Me voy ahora dejando una buena imagen. ¿Mi secreto? La humildad y el sacrificio. Acabar en el Torres, mi club durante 12 años, ha sido un regalo. Me volvieron a fichar cuando el año pasado les gané, con la Reggiana, la Copa. El presidente dijo que en el DNI ponía 41 años, pero que en el campo tenía 30. En agosto ganamos la Supercopa".

Madridista por tradición (su padre lo es) y por fervor (reconoce que de niña se enamoró del Madrid de Juanito, Santillana, Gordillo "porque ganaba títulos"), el destino quiso que la mayor parte de su carrera vistiera de azulgrana, los colores del Torres. Durante su carrera le han comparado con Batistuta, Signori, Ronaldo, pero ella se identifica con Raúl: "Me encantaría conocerle. Admiro el coraje que ha tenido de marcharse a una Liga tan exigente como la alemana. Cuando marcó ante el Inter, en Champions, di un bote tremendo".

Jugó en Japón junto a Mar Prieto

En 1998, tras quedar tercera de Europa con España, jugó cinco meses en el Takarazuka japonés, junto a otra española, Mar Prieto. Disputó 15 partidos y marcó 18 goles: "Fue mi primera y única experiencia en una liga profesional. Me queda la pena de no haber jugado en Estados Unidos, un país que trata igual el fútbol masculino y el femenino".

Estadísticas AS.com