Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Gareth Bale

"Le pediré a Cristiano la camiseta; le admiro"

Lo dice la telefonista, su 'chouffeur', su agente, la chica de la limpieza... Gareth Bale es el chico más majo que han conocido. La estrella del Tottenham atendió a AS y habló de su futuro ante el interés del Madrid y el Barcelona: "No tengo miedo a salir si surge una gran oportunidad...".

Parece mentira que tenga sólo 21 años. La vida le va muy rápida, ¿no?

Creo que no te queda otra, debes crecer rápido. Me fui de Cardiff cuando tenía 15 años y en Southampton vivíamos doce chavales en la misma casa. Era un pequeño sueño, pasar las horas con tus amiguetes. La liábamos, no había más remedio. Cuando todo el mundo salía de la habitación la desordenaba, lo tiraba todo por todos lados (se ríe). Y todavía me paso el día bromeando, tirando calcetines a la gente, de cachondeo.

Idiáquez, que le vio a usted entrenar por primera vez con el Southampton, lo decía: "Lo suyo es especial".

No juego para ser el mejor, sino para cumplir lo que me mandan, subir peldaños, llegar a lo máximo. Mi cuerpo dejó de crecer, pero ahora hay que crecer de cabeza. Jugar cada semana me ayuda a mejorar porque en la Liga me marcan muy de cerca. Casi siempre tengo un par de defensores, y no siempre puedo utilizar mi velocidad. Para seguir siendo titular hay que mejorar, buscar otras soluciones.

¿Cómo es Redknapp?

Entrenar con él es como jugar en la calle. Quiere que hagamos lo que sabemos hacer y de eso se beneficia el equipo. Con Juande estuve lesionado mucho tiempo. Pero fue una época rara. Juande no hablaba muy bien inglés y quería que hiciéramos las cosas a su manera. Harry nos permite que nos expresemos con libertad y eso es lo que nos ha llevado al nivel que estamos.

Pero en Europa se exige mucho más: jugar y luchar, no siempre disfrutar.

Contra grandes equipos tenemos obligaciones, pero se ve nuestra mejor versión cuando podemos irnos al ataque sin restricciones. Mire, contra el Inter perdíamos 4-0 y casi le damos la vuelta al partido. En casa estructuramos más al equipo y somos conscientes de que hay que limitar nuestros instintos. Somos capaces de hacer las dos cosas. Contra el Milán, en casa, nos tocó hacer muchas cosas que no nos salen naturales habitualmente, pero íbamos por delante y defendimos bastante bien.

A partir de su hat trick al Inter se empezó a hablar de usted, del Barça y del Madrid.

Intento no pensar en ello. Mis compañeros bromean mucho sobre mi futuro, pero no le doy vueltas. Estoy jugando el mejor fútbol de mi carrera en el Tottenham. ¿Sabe qué? Parece que hablen de otra persona cuando se dice lo que puedo costar y los clubes que me quieren contratar.

Ha renovado su contrato con el Tottenham, pero eso no siempre es señal de fidelidad.

Nunca se sabe, pero no tengo miedo a salir del país. Si surge una gran oportunidad hay que considerarlo seriamente. Dejé mi casa a los 15 años. Si salgo de la Premier, aprenderé otro idioma, conoceré otra gente, otro país, creceré como persona. No hay más británicos fuera porque la Liga es muy fuerte, pero ahora la vuestra (la española) nos ha alcanzado con Cristiano, Messi...

¿Qué es usted, un lateral o un extremo?

Todo el mundo pensaba que iba a ser lateral, pero en el último año no he jugado de defensa y se ha visto mi mejor fútbol. Ahí me siento bien, soy un jugador ofensivo. Hay quien dice que podría jugar como lo hace Cristiano en el Madrid.

Vive usted cerca del estadio en un apartamento modesto.

Está cerca de White Hart Lane, de camino al campo de entrenamiento. Cuando me trasladé tenía 17 años y sólo contaba con dos sillas y una tele. No hay mucho más ahora, no se crea. Bueno, no falta la consola. Sé relajarme, vivir solo, lo he hecho desde que tenía 17 años, no tengo miedo a la soledad.

¿Qué se cuenta en el campo de entrenamiento de su enfrentamiento con el Madrid?

Estamos todos con muchas ganas. Creemos sinceramente que a dos partidos podemos pasar. Es un equipo fantástico, los veo casi semanalmente desde hace años, me encanta la Liga española. Pero sabemos cómo ganarles. El Madrid juega a la contra y los tres de arriba tienen mucha calidad. Mourinho los ha organizado bien, Xabi Alonso sabe todo el rato lo que el partido necesita. Un empate en el Bernabéu estaría muy bien.

Para las generaciones anteriores, el Madrid tenía un aura especial. ¿Perdura esa sensación?

Crecí viendo y admirando a Zidane, Figo, Ronaldo... Y sí, tiene un aura increíble. Estamos hablando del mejor club del mundo. El Madrid tiene historia, personalidad, glamour. De joven solía repetir cosas que Zidane o Ronaldo o incluso Beckham hacían en el Bernabéu. Hacía la roulette de Zidane, por ejemplo y sin tropezarme.

La Champions será posiblemente su mejor escenario si Gales no se clasifica para un Mundial.

Soy un galés muy orgulloso de mi procedencia. Tenemos gente joven (Jack Collison, Aaron Ramsey) y un nuevo entrenador que nos quiere llevar al próximo Mundial. Pero ahora que he probado la Liga de Campeones y quiero jugarla todos los años. Cuando suena la música antes del partido, se te pone la piel de gallina. Es una competición muy especial que termina enganchando a todos los jugadores.

Si ve a un grupo de chavales jugando al fútbol en un parque, ¿se para y le da unos toques a la pelota?

Lo he hecho más de una vez. Hace no mucho me paré a jugar un cinco contra cinco. No sabían quién era yo y lo pasé fenomenal. Si pudiera quitarle algo al fútbol es la invasión inevitable de la vida privada. Pero hace unos años era yo el que iba por ahí corriendo detrás de los futbolistas pidiéndoles un autógrafo. De hecho, si tuviera cuatro años menos y me viera pasar por la calle, me pararía para echarme una foto. Era un poco agonías. No paré hasta que Etoo me dio su camiseta, por ejemplo. Me encanta el fútbol, me encanta jugarlo, verlo, me trago todos los partidos del Barcelona y del Madrid. Estamos todos intentando imitar al Barcelona sin balón: con la selección es algo que estudiamos. Son los que mejor juegan al fútbol y están creando una escuela en el resto de los países.

¿A qué jugador le pedirá la camiseta este martes?

Se la he pedido antes a Giggs, a Nesta Se la pediré a Cristiano. En realidad, es un jugador en el que siempre me he fijado. Le admiro: somos futbolistas similares. Poder físico y velocidad. Le veo hacer cosas y me gusta repetirlas.

¿En qué debe mejorar usted como futbolista?

Tengo que ser más regular en el campo y ser más listo en lo más sencillo. En los últimos seis meses he mejorado en ese sentido. Ya no siempre me animo a regatear a cinco o seis jugadores. Se lo veo a Cristiano y lo intento copiar: a veces un pase lateral es mejor solución.

Estadísticas AS.com