Estás leyendo

Alarma Messi: "Si Leo no para, se va a romper"

Liga BBVA | Barcelona

Alarma Messi: "Si Leo no para, se va a romper"

Alarma Messi: "Si Leo no para, se va a romper"

El argentino regresa tocado de la gira con su selección

Los médicos argentinos han ordenado a Leo Messi que baje el pistón y descanse "si no quiere romperse". La noticia, que causó una profunda alarma en Barcelona cuando se supo a última hora de la tarde de ayer desde Costa Rica, deja muchos interrogantes. Por una parte, se daba por seguro que, por precaución, Messi no iba a jugar el amistoso ante los costarricenses previsto para las cuatro de la madrugada, pero al mismo tiempo se daba como más que probable que el argentino estaba prácticamente descartado para disputar la próxima jornada liguera (en el caso de que juegue este fin de semana) contra el Villarreal.

Una fuente muy cercana a Messi comentó a este diario que "si Leo no para, se romperá, estamos muy cerca de una lesión grave". Messi sufre una severa sobrecarga del adductor derecho que recomienda su inmediato reposo. Tanto viaje y poco descanso han acabado por hacer mella en el jugador. Hasta el punto que un traspié podía acarrear una baja de cerca de dos meses en un momento determinante de la temporada.

En contraste con estas informaciones tan alarmistas, llegaban otras más optimistas. Desde Costa Rica informaban que horas antes de empezar el partido, el propio Messi se postulaba para jugar diciendo que su sobrecarga "no era para tanto".

Nada más saberse que Messi no andaba fino, el Barcelona utilizó todos sus recursos para tratar de preservar al jugador y que no disputara el amistoso. A favor de los intereses del Barcelona jugaba el hecho de que Messi no estaba obligado a alinearse por contrato en ese partido, lo que llevó a los responsables de la AFA a intentar disuadir al jugador de jugar.

"Leo no se ha lesionado de milagro", dicen los masajistas

Mientras el resto de sus compañeros en la selección argentina recibían, antes de jugar el partido amistoso contra Costa Rica, las instrucciones del seleccionador, Sergio Batista, en el hotel de concentración, Leo Messi se trataba con un kiniesólogo en una estancia aparte para recuperarse bien de ese adductor que se le había cargado tanto en las últimas 24 horas, las que fueron desde que jugó el partido ante Estados Unidos y el viaje a la capital costarricense. Bajo la atenta mirada de Juanjo Brau, el fisioterapeuta del Barcelona que le acompaña en todos sus viajes, Leo Messi se sometió al tratamiento de los masajistas de la selección albiceleste, quienes aseguraron de forma contundente: "No se ha lesionado de milagro". -A. Medina

También te puede interesar