Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Juveniles | Atlético 1 - Real Madrid 2

El Juvenil A gana el Grupo V de División de Honor

Los de Celador ya son campeones a falta de dos jornadas

El Juvenil A gana el Grupo V de División de Honor Ampliar
CAMPEONES. El Juvenil A revalidó su título ganando el derbi en el Cerro del Espino y le da a La Fábrica la primera Liga de la temporada.

Jesé y Aguza coronaron ayer al Juvenil A madridista como campeón matemático de Liga en el Grupo V de División de Honor tras tumbar al Atlético por 1-2 en el Cerro del Espino y manteniendo su ventaja de siete puntos sobre el Rayo cuando ya sólo quedan dos jornadas por disputarse.

El equipo fetiche de La Fábrica, que el año pasado ganó la Liga de Campeones con Toril en el banquillo y la generación de Morata y Sarabia sobre el césped, ya tiene relevo y dio a la cantera blanca su primer título de la temporada. El tándem Tristán Celador-Rubén de la Red cogió al equipo mediado el curso y han modelado otra camada de lujo en la que brillan las genialidades de Jesé, la habilidad de Aguza, los goles de Sobrino y el almirantazgo atrás de Derik.

Ayer, los dos primeros fueron los que hundieron al Atlético en un derbi más igualado de lo que indica la tabla (tras el partido, el Madrid le saca 41 puntos a los rojiblancos). La prueba es que el Atlético golpeó primero a balón parado con un gran remate de Gallas en un saque de esquina (minuto 13).

Remontada. El Madrid no se arredró y tomó el mando. Fruto de ello consiguió igualar merced a un gol de Aguza tras un remate al travesaño de Sobrino en una buena acción previa de Jesé (minuto 33).

Pero el delantero canario quiso reservarse el protagonismo para sí. En el mismo escenario donde hace dos años perdió los nervios y fue sancionado con 15 partidos por agredir a un árbitro, Jesé firmó ayer su redención definitiva. Ahuyentó aquel viejo fantasma con un gol soberbio en el que se despachó entre amagos y regates a tres defensas atléticos antes de clavar el balón pegado a un poste con un tiro seco.

A partir de ahí, y tras la roja al madridista Sergio, el Atlético se echó arriba en pos de un punto que le negó Pacheco con tres buenas intervenciones antes de escuchar un pitido final que desató la alegría de los cachorros blancos. Celador y De la Red fueron manteados y el equipo recibió las felicitaciones de Ramón Martínez, su adjunto Giráldez y el castillista Morata.

Estadísticas AS.com