Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Selección | Literatura sobre la roja

'El Método Del Bosque' o cómo sacar provecho de la lectura de los clásicos

La presentación del libro 'El Método Del Bosque', de nuestro compañero Joaquín Maroto y editado por Aguilar, convocó ayer en el Círculo de Bellas Artes a numerosas personalidades del mundo del fútbol y de los medios de comunicación. El presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, y el director de AS, Alfredo Relaño, entre otros, acompañaron al autor y al seleccionador.

M. Jesús Luengo

'El Método Del Bosque' o cómo sacar provecho de la lectura de los clásicos Ampliar
LA EXPERIENCIA. Del Bosque, contando una anécdota.

El Método Del Bosque, escrito por nuestro compañero Joaquín Maroto y editado por Aguilar (17 euros), fue presentado ayer en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. "No es un libro de fútbol", como reconoció el seleccionador, "ni hay un método de Del Bosque", simplemente "son reflexiones". Al acto, presentado por Manu Carreño y el editor Pablo Álvarez, acudieron el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco; el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo; Toni Grande, Javier Miñano y Paco Jiménez, los ayudantes de Vicente en la Selección; Fernando Hierro, Alfredo Relaño, director de AS, Fernando Martín, ex presidente del Real Madrid y numerosos trabajadores del club blanco, que han sido compañeros de Del Bosque.

La idea originaria del libro parte de una rueda de prensa de Vicente del Bosque cuando era entrenador del Real Madrid. En aquella época, la del Madrid de los Galácticos, siempre había tres jugadores que entraban en la rueda de cambios (Savio, Guti y Morientes) y esos cambios suscitaban todo tipo de debate y críticas. Así que una mañana, Vicente llegó a la Ciudad Deportiva y en la rueda de prensa leyó un cuento de El Conde Lucanor: "Dos en un burro". La fábula cuenta que iban un abuelo y su nieto tirando de la cuerda del burro y al verlos uno dice: "Los dos andando y el burro sin carga". A lo que el abuelo señala: "Para que no nos critiquen, niño, súbete tú al burro". Al verlos, otro lugareño opina: "Mira el pobre abuelo andando y el niño, sobre el burro". Ante esta crítica, se baja el niño y se sube el viejo. Cuando alguien los ve, dice: "El abuelo en el burro y el pobre niño, andando". Así que el abuelo decide que se suban los dos al burro, a lo que otro hombre opina: "Pobre burro". Moraleja de la fábula: "Por críticas de gentes, mientras no hagáis mal, buscad vuestro provecho y no os dejéis llevar". Tras leer Vicente el cuento, les dijo a los periodistas: "Ahora sacad conclusiones".

Del Bosque había leído los cuentos de El Conde Lucanor cuando era pequeño, pero a raíz de esta rueda de prensa lo vuelve a leer y comienza a aplicar sus enseñanzas en su trabajo. En El Método Del Bosque hay 16 capítulos y cada uno consta de tres partes: una anécdota del fútbol, un extracto de sus apuntes como entrenador y una tercera con lo que enseña el Método y lo que no se debe hacer.

Los cuentos de El Conde Lucanor (1335) o Libro de los Ejemplos del Conde Lucanor y Patronio, fueron escritos por el Infante don Juan Manuel (1282-1348). En la primera parte hay 51 relatos cortos de perfil moralizante en los que el Conde conversa con su consejero Patronio y éste siempre responde con una historia. "Yo me identifico con Patronio", explicó Vicente.

El Método Del Bosque, con prólogo de Alex Rovira y epílogo del propio Vicente, cuenta además con las opiniones de José Antonio Camacho, Xavi Hernández, Fernando Hierro y Fernando Llorente. "Algunos decían que era un entrenador blando y que los jugadores hacíamos lo que queríamos con él. ¡Qué equivocados estaban! Lo que de verdad hacía Vicente era llevarnos por donde él quería y sacar el máximo de nosotros", cuenta Hierro. "Ver la entereza de Del Bosque, sentir su confianza en el grupo, observarle insistir en el método pese a perder contra Suiza fue fundamental para recuperar la fuerza y el convencimiento", explica el capitán Xavi.

"Como decían de Vicente que era lento jugando, uno de nuestros maestros, Luis Molowny -cuenta Camacho en el libro- le hacía bromas: 'Cuando usted esté en casa y suene el teléfono, levántese todo lo deprisa que pueda y corra hasta el teléfono. Así va entrenando la velocidad ya desde casa...'.

Y para finalizar el propio Vicente hizo su reflexión: "Lo importante es salir de un vestuario con el respeto de todos". Así es Del Bosque y éste es su Método.

Estadísticas AS.com