Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

LIGA DE CAMPEONES | BRAGA 2 - PARTIZAN 0

Los brasileños Lima y Matheus dan la primera victoria al Braga en la Champions

El Sporting de Braga batió hoy al Partizan de Belgrado con goles de los brasileños Rodrigo Lima y Matheus y suma su primera victoria en la Liga de Campeones que le sirve para subir al tercer puesto del Grupo H y mantener las esperanzas de clasificarse a octavos de final.

Los brasileños Lima y Matheus dan la primera victoria al Braga en la Champions Ampliar
Los brasileños Lima y Matheus dan la primera victoria al Braga en la Champions

El Sporting de Braga batió hoy al Partizan de Belgrado con goles de los brasileños Rodrigo Lima y Matheus y suma su primera victoria en la Liga de Campeones que le sirve para subir al tercer puesto del Grupo H y mantener las esperanzas de clasificarse a octavos de final.

Los portugueses, novatos en la fase final de la competición, realizaron una exhibición que fue de menos a más y superaron a un rival bien posicionado, que sólo metió miedo en los minutos finales.

Dos equipos atenazados por las urgencias -no habían sumado un solo punto en dos jornadas- ofrecieron en el primer periodo un partido de baja tensión, disputado en la franja central y sin casi oportunidades.

El Braga, una especie de "Brasil team" por los siete jugadores de este país incluidos en su once titular, intentó tomar la iniciativa, aunque con muy pocos frutos.

Sus intentos de atacar la muralla serbia morían en el último cuarto del campo por la incapacidad de los delanteros locales para crear espacios y la horizontalidad de los medios, que no lograron inyectar un solo pase peligroso.

El Partizan, por su parte, apenas estuvo interesado en atacar y presentó un 4-4-2 muy organizado y de vocación defensiva.

Visto el panorama, el gol sólo podía llegar a balón parado. Lima, que marcó tres goles al Sevilla en la previa de la Champions, exhibió su dura pegada y ejecutó un libre directo que se coló por la escuadra serbia, cuyo portero, el ex del Getafe Stojkovic, aún logró rozar el cuero en una meritoria estirada.

Los portugueses inauguraron su casillero en la máxima competición europea -en los restantes partidos habían encajado nueve goles sin convertir ninguno- y, en ventaja, procuraron asegurar el dominio del esférico.

Sin embargo, el conjunto de Belgrado reaccionó bien y el lateral izquierdo Lazevski a punto estuvo de igualar la contienda con un disparo a pocos metros de la portería, que salió desviado.

Los hombres de Domingos Paciencia continuaban sin carburar en la zona de creación y apenas las internadas del internacional portugués Sílvio, un jugador a seguir, y los infructuosos intentos de Alan inquietaban levemente a la retaguardia del Partizan.

En el segundo tiempo, los bracarenses tomaron oxígeno y se acercaron con más peligro, aunque cedieron el dominio del balón a su oponente.

Domingos decidió entonces dar entrada al brasileño Leandro Salino, uno de los futbolistas más imaginativos del plantel, y al uruguayo Luis Aguiar, otro técnico centrocampista, para robar la posesión a los serbios y aguantar el resultado.

Blindado el centro del campo, los lusos se convirtieron en un conjunto más ordenado y con menos fisuras, aunque en los minutos finales se llevaron un par de sustos, sobre todo en las botas del delantero Cléo.

En el minuto 89, un contraataque dirigido por Aguiar culminó en el segundo gol del Braga, obra de Matheus, un premio merecido para un equipo que había sufrido dos fuertes varapalos ante el Arsenal (6-0) y el Shakhtar Donestk (0-3).

Estadísticas AS.com