Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

EUROPA LEAGUE | YOUNG BOYS 2 - GETAFE 0

El Getafe naufraga ante el Young Boys

Perdió tres puntos muy importantes para no tener problemas en la fase de grupos de la Liga Europa.

El Getafe naufragó ante el Young Boys suizo (2-0) y perdió tres puntos muy importantes para no tener problemas en la fase de grupos de la Liga Europa. Desde que comenzó la temporada el Getafe ha ofrecido varias caras. Todavía falta mucho para que aparezca la que se parece a la del final de la pasada campaña, cuando desarrolló un fútbol de muchos quilates. De momento, ofrece bastantes dudas con actuaciones irregulares. Ante el Young Boys mostró una versión pobre ante un equipo atrevido y valiente.

Comenzó mal el equipo de Míchel. En un escenario mítico, el Stade de Suisse, el Getafe no supo empaparse del buen juego que reinó durante la final del Mundial que disputaron en 1954 Alemania Federal y Hungría. Ambas selecciones jugaron aquel partido en el Wankdorfstadion, demolido en 2001 para remodelar el actual feudo del Young Boys, donde hoy jugaron suizos y españoles.

Durante los primeros veinte minutos del choque, el Getafe no quiso homenajear a aquellos futbolistas que disputaron un partido memorable. Ni rastro de algo parecido a Ferenc Puskas, Zoltán Czibor, Helmut Rahn o Sándor Kocsis. Eso sí, el llamado "milagro de Berna" de 1954 lo tuvo que intentar repetir la escuadra madrileña 56 años después.

Si Alemania Federal tuvo que ganar a la todopoderosa e imbatida Hungría remontando dos goles en contra, el Getafe, desde el minuto diez, tuvo que hacer lo mismo ante el Young Boys, un club con más historia pero claramente con muchísima menos calidad.

Pese a ello, el equipo que dirige el serbio Vladimir Petkovic puso contra las cuerdas a su rival en los primeros compases del duelo. Tal vez lo consiguió por méritos propios, pero el segundo tramo del primer periodo fue una prueba de que si el Getafe quería, podía doblegar cómodamente al Young Boys.

Con cinco lesionados (Jaime Gavilán, Javier Casquero, Ibrahim Kas, Manu del Moral, Javier Arizmendi) y varios jugadores poco habituales, el conjunto "azulón" salió perdido desde el pitido inicial. Sobre todo en el centro del campo, donde Pedro Mosquera, Borja Fernández y Víctor Sánchez formaban una línea inédita. Y, hasta que Míchel pegó cuatro gritos, también muy blanda.

Por eso llegó el primer tanto del Young Boys, con una jugada de libro, de patio de colegio, de las de entrada por banda con pared en la media luna. Nadie interrumpió la arrancada de David Negen, que, delante de Óscar Ustari, no tuvo problemas para marcar el 1-0.

El Getafe tardó diez minutos en reaccionar. Justo el tiempo que necesitó Borja para entonarse en la medular. El jugador procedente del Valladolid despertó e hizo a sus compañeros quitarse las legañas. Entonces, llegaron las ocasiones para los madrileños.

Primero, Adrián Colunga pudo batir al portero Wölfli, pero el zaguero Affolter sacó la pelota bajo los palos; después, Mario, de cabeza, a la salida de un córner, casi consigue el empate; casi al final, Mosquera con un mal remate, y Miku, delante de Wölfli, no pudieron mandar la pelota a la red. No hubo más y el Getafe se marchó a los vestuarios pagando la pasividad de los primeros veinte minutos.

En la reanudación, más de lo mismo. El Getafe cometió el mismo pecado y salió al campo como si fuera un espectador más del Stade de Suisse. Dicen que el hombre es un animal que tropieza dos veces en la misma piedra. El Getafe hizo honor a ese dicho. Del minuto 45 al 65 cedió terreno al Young Boys, que marcó un segundo gol casi calcado al primero.

Lo hizo de nuevo David Degen, con otra internada por la banda derecha apoyado por Scott Sutter. La zaga "azulona", muy pasiva, apenas pudo mirar como los suizos marcaban el segundo.

Y al contrario de lo que ocurrió en el primer periodo, el Getafe apenas fue capaz de dominar el encuentro. Míchel sacó toda su artillería pesada, con Pedro Ríos, Dani Parejo y el canterano Adrián Sardinero. Con ellos sobre el césped, sólo se pudo ver algún coletazo intimidatorio.

Miku, Albín y Sardinero fueron los dos protagonistas de los únicos tres disparos a portería del Getafe en el segundo acto, que poco a poco fue muriendo hasta acabar en el primer desastre europeo del Getafe.

Dentro de quince días se jugará los cuartos ante el Stuttgart alemán y necesitará puntuar para no perder muchas opciones de pasar a dieciseisavos de final de la Liga Europa.

Estadísticas AS.com