Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Mourinho

"Soy el técnico ideal; no tengo miedo de nada"

Primera parte. José Mourinho (Setúbal, 26-1-1963) es el hombre del momento. No deja indiferente a nadie y tiene explicaciones para todo. AS disfrutó de la charla.

Han pasado más de 48 horas y los madridistas siguen decepcionados con el estreno de su proyecto en Mallorca.

Miren, voy a decir una cosa para los supersticiosos. Mis temporadas en el Oporto y en el Inter se iniciaron siempre con un empate. En Oporto gané después cuatro títulos y en el Inter conseguí dos en la primera temporada y otros tres títulos en la segunda. Esto no es como empieza, es como termina. No veo como un drama un empate en la primera jornada. Ya avisé en la conferencia de prensa previa al viaje a Palma que esto podía suceder. Ganar este partido no era condición sine qua non para hacer una gran temporada. Hombre, no soy un hipócrita y claro que quería ganar en el debut.

Insistimos. ¿No está defraudado con lo sucedido?

Los primeros partidos son siempre muy extraños. El Bayern perdió este fin de semana, el Inter ha empatado, la Juventus ha perdido, Manchester United empató con Fulham, Manchester City perdió No consuela el mal ajeno, pero es una realidad normal en los inicios. Por cierto, no soy nada supersticioso porque solamente creo en lo real y sé que el futuro nunca depende de un simple partido.

Háblenos de lo real entonces, por favor.

Mire, yo soy entrenador, no soy Harry Potter. Él es mágico, pero en la realidad no existe la magia. No me lo creo. Lo mágico es ficción y yo vivo del fútbol, que es real. Llevo en el Madrid sólo un par de meses y habremos hecho cuarenta entrenamientos. ¿Saben cuántos entrenamientos hemos hecho todos juntos, incluidos los nuevos fichajes? Ni diez. Repito. Ni diez. Nos falta tanto, tanto y tanto Por eso el camino más fácil para mí hubiera sido no cambiar nada. Jugar como jugamos el año pasado y manteniendo los principios de juego con la estructura que ya había. Así hubiera sido más fácil el inicio de temporada, pero habría resultado engañoso. Esa no es la dirección en la que yo quiero ir, ni mucho menos.

¿Y en qué se notó la mano de Mourinho en Palma?

Cuando un equipo no está a tope, hay dos cosas importantes. Una, defender bien. Es más fácil defender bien que atacar bien, más sencillo organizarse. En Mallorca defendimos muy bien. En la primera parte solo hubo un tiro de Castro a las manos de Casillas y en la segunda una falta de lejos que paró bien Iker y un cabezazo en el primer palo. Atrás tuvimos cero problemas. Les digo más. Cuando un equipo no está a tope, crea como muchos dos o tres ocasiones de gol. ¿Cuántas hizo el Madrid en Mallorca? Siete u ocho. Son demasiadas ocasiones para estas alturas de temporada. Demasiadas para un equipo que está por hacer. Lo que hay que conseguir es matar esas ocasiones y no lo hicimos. Y no estaban Arbeloa o Carvalho delante del portero... Eran Cristiano, Higuaín, Ozil u Benzema, cuyo hábitat natural es el área.

Menos Ozil, los otros tres lideraron la Liga pasada una delantera que metió 102 goles.

Por eso no lo digo como reproche. Alguna debió entrar. Nunca critico a mis jugadores por fallar un gol o si mi portero hace una cantada, pero hemos fallado tanto, tanto. Lo normal es que una hubiera entrado, así ganas el partido, te subes al avión y vuelves con tres puntos. Así todos ustedes y lo que rodea al club estarían más tranquilos. El triunfo inhibe la crítica de criticar. No he leído, pero seguro que se ha dicho que la figura del partido fue Aouate. Siendo así, no tengo nada más que añadir.

¿Por qué se quedaron en el banquillo Khedira y Ozil? Sorprendió su decisión por ser fichajes que pidió expresamente usted al club...

La vida de los alemanes no es una vida fácil. No hablan una palabra de castellano. Sólo dicen "buenos días" y "hola". No pasan de ahí. El trabajo que hacemos en campo es intenso y menos mal que tengo un asistente que habla algo alemán y les da mis instrucciones. Pero no es fácil que mi mensaje les llegue como yo deseara. Además, la vida social del grupo es todavía cero para ellos. Khedira vive con Ozil y Ozil vive con Khedira. Su entrada en el grupo no es sencilla aún, y eso que es un grupo joven, afable y agradable en el trato. Ni siquiera dominan bien el inglés. Lo hablan un poquitín más que el español, pero es muy difícil así. Paciencia, hay que darles tiempo.

El gran beneficiado ha sido Lass. Hace unos meses parecía fuera del club y ahora con usted es 'titularísimo'.

Lass es un jugador importante para esta plantilla. Puede actuar en muchas posiciones y con un rendimiento siempre positivo. No hacía falta recuperarlo, ya lo estaba. Es un jugador útil que nos permite cuando queremos ser más ofensivos ponerle de lateral, porque ataca mejor que Arbeloa, que tiene una calidad más defensiva. Lass es centrocampista y se nota en sus conceptos de juego. Hubo un momento el que si hubieran venido otros jugadores (por Maicon) Lass podría haber entrado en el mercado, pero el club y nosotros estamos de acuerdo en que por edad y calidad es un jugador para el Madrid.

¿Qué le convenció para venir al Madrid, siendo el 'rey Midas' en el Inter?

Si quiero estar en una situación confortable, viviendo bien y con un colchón de seguridad, habría seguido en el Inter. Campeón de Europa, un equipo que en dos años lo ganó todo, un equipo que iba a jugar el Mundialito y dos Supercopas, un seguro de vida para seguir ganando títulos Pero yo prefería coger la línea más difícil y venir al Madrid, que necesita crear una línea de estabilidad de una vez. Da igual si luego los títulos llegan con Mourinho o con otro, lo importante es que este club encuentre una estabilidad. Quizá no la tiene por culpa de ustedes también, refiriéndome a prensa y aficionados.

Explíquese.

Mi perfil de entrenador es diferente al que ha tenido el Madrid en todos estos últimos años. Si las cosas van mal aquí y me tengo que ir, yo tengo club al día siguiente. Pero no será el Gavá o el Palmeiras de mi ciudad. Yo tendría de nuevo uno de los mejores clubes del mundo esperándome. Esa estabilidad personal que yo tengo me permite decir que soy la persona ideal para estar en el Madrid, porque yo no tengo miedo de nada. El Madrid necesita estabilidad y yo estoy aquí para dársela. Mi trayectoria habla de mi trabajo. No quiero decir que no quiero ganar títulos en la primera temporada, pero mi convicción de que lo haremos es exactamente la misma. El Madrid es en muchas cosas un conflicto de ideas futbolísticas. De entrenador después de entrenador después de entrenador Necesita estabilidad. Nosotros estamos en la fase de construcción de la aplicación. No tenemos ni aplicación

Eso se vio en Mallorca. Allí quizá se plasmó todo eso.

No estoy de acuerdo. No se puede llevar eso al campo. He visto muchos partidos del Madrid durante la pasada temporada y no sabes ni cómo pudieron ganarlos. Ganaron porque había un jugador que te las metía dentro. Nosotros hicimos bien el trabajo en Palma porque para tener siete ocasiones de gol has tenido que construir un juego elaborado para quedarte delante del portero. Acabamos el partido en Palma con Ronaldo, Higuaín, Benzema, Ozil Todos juntos. Pero no podemos jugar así de salida porque aún nos falta trabajo para poder hacer noventa minutos de presión alta, de adelantamiento de la línea defensiva al centro del campo Nos falta todavía. Jugando fuera ante un Mallorca que al final estaba agotado por todo lo que habían corrido, era el momento de casar toda la artillería. Por eso en esos minutos finales hubo muchas opciones para marcar y ganar. Con el Inter empatamos en la primera jornada en el campo de la Sampdoria, con un gol de Ibra, pero no merecimos más. Sin embargo, en Mallorca si alguien mereció ganar ese fue el Madrid.

Pues si se resistió el gol, puede que usted haya vuelto a recordar a sus 'jefes' que durante el verano ha pedido otro delantero, aunque fuera para ser suplente de Higuaín y Benzema.

Eso ya no tiene solución. Ha terminado el mercado de fichajes y cuando hablamos con el club del dinero y la inversión efectuada en fichajes, yo estoy totalmente de acuerdo en que ni un euro más. Por esta razón yo no puedo ser crítico con mi directiva. Estoy con ellos en esa determinación. Jugamos con las limitaciones que tenemos y estamos todos juntos en esto. No hay que hacer un drama de este asunto.

Hombre, con los delanteros que ahora tiene, a excepción de Raúl, se marcaron 102 goles la Liga pasada.

A mí me hubiera faltado uno más, quizá uno con las características que justo Higuaín y Benzema no tienen. Yo pedí uno más porque me da miedo una lesión de uno de los dos, porque miraría al banquillo y encontraría pocas soluciones. También es verdad que al no venir otro no puedo jugar de inicio un partido con Higuaín y Benzema a la vez. Si se me lesiona uno en el minuto 5, no tengo recambio y tendría que cambiar la estructura del equipo. Y hay una tercera razón. Me gusta que la gente tenga siempre la presión en el cogote, que no se relaje nadie, que vean que su puesto tiene mucha competencia. Quiero competencia dentro del grupo. Fijaros la competencia que habrá entre los centrales cuando Pepe, Garay y Albiol estén recuperados de sus lesiones.

Finalmente ayer cedieron a Drenthe al Hércules y ya queda la plantilla cerrada. ¿Está satisfecho?

Está finito, terminado. No vale la pena darle más vueltas. Es mi grupo y con él iremos a por todo. Somos ambiciosos y somos el Madrid.

Usted ha venido al club blanco para imponer su mano dura. La palabra disciplina va muy asociada a su persona y su método. Para serle más gráficos. Guardiola dijo el otro día: "Aquí mando yo". ¿En el Madrid manda usted?

No, en el Madrid Club de Fútbol manda Florentino Pérez. En el vestuario mando yo. En mi despacho mando yo. Pero el Madrid no es mi vestuario.

Pero usted sabe que Florentino se la ha jugado personalmente con una apuesta fuerte por usted dándole un contrato de cuatro años. Se ha entregado a su persona como si Mourinho fuese el gran órdago de su segundo mandato.

No lo veo así. Un presidente es mucho más que un entrenador, igual que el club es mucho más que un presidente. Por eso yo soy muy pequeñito comparado con el presidente y con el Real Madrid. Yo digo que en lo mío mando yo porque a mí nadie me dice que si tiene que jugar Joaquín o Pablo. Nadie me dirá si tengo que entrenar poco o mucho, o si debo entrenar a las nueve, o si debo jugar con 4-3-3 en lugar de un 4-2-3-1. Mi terreno es mío y aquí mando yo, ponerlo muy grande. Pero en el club, soy muy pequeñito.

¿Usted habla más con Florentino o con Valdano?

El club perfecto en ese sentido es cuando cada responsable de su departamento da a su presidente una vida sin problemas, una vida tranquila. Nos pagan para ser los mejores en nuestra área. No puedo pedir una opinión o dialogar con el señor Valdano, señor Pardeza, señor Florentino, señor José Ángel Sánchez, o señor Galeano para hablar con ellos de si debe jugar Antonio o Joaquín. Ahí no puedo hacer eso. Es mi terreno. Es básico. Yo trabajo en equipo con mis ayudantes de campo. Yo en eso no acepto influencias externas. Otra cosa son las cuestiones de club. Cuánto compramos, cuánto vendemos, cuánto pagamos por éste, si desechamos un fichaje por ser muy caro Eso lo entiendo y es normal.

Pellegrini reconoció al irse que se equivocó por no haber propiciado mayor comunicación con el presidente.

Yo no sé como se hace en un periódico, pero para mí es muy importante tener siempre justificaciones para explicar mis decisiones. Si juega Casillas en vez de Dudek o Adán, no puedo decir que es porque me gusta más la cara de Iker. Tengo que tener argumentos futbolísticos de peso que sirvan para justificar cada decisión que yo tome por si mi directiva me pide una explicación. Un entrenador se debe a su institución y debe tener capacidad de respuesta. Falta de comunicación conmigo es imposible. Mi puerta siempre está abierta.

En confianza, ¿alguna vez le ha dicho Valdano que se pasó de frenada con sus críticas hacia usted?

Él ha escrito lo que ha escrito y yo he respondido como he respondido. Lo arreglamos mucho antes de venir yo aquí. Yo era entrenador del Chelsea y ni siquiera soñaba que pudiera dirigir al Madrid algún día...

Estadísticas AS.com