Estás leyendo

El 4-1-3-2 dejó aislada la conexión Xabi-Khedira

Real Madrid | Análisis táctico

El 4-1-3-2 dejó aislada la conexión Xabi-Khedira

Canales se ahogó tapando su zona y la de Cristiano

Mourinho planteó el partido consciente de la diferencia de rodaje entre Madrid y Bayern. Lo hizo de una manera similar a como jugó la final de la Champions ante los alemanes con el Inter, con la defensa un poco atrás para salir rápido, olvidándose incluso del centro del campo y de tener el balón: el Bayern tuvo un 61% de posesión y el Madrid un 39%. El equipo solucionó la papeleta, demostrando oficio y una gran disciplina táctica que se ha adquirido en muy pocos días, cimentada en el gran trabajo defensivo de Pedro León y Canales. Puede ser un sistema seguro para grandes citas cuando el equipo esté más compenetrado. No en vano, el Bayern hizo siete remates a portería y el Madrid cuatro.

Pero con el 4-2-3-1 Xabi Alon-so y Khedira perdieron la distancia en muchas fases del encuentro, tanto en defensa como en ataque. Y Canales, ahogado y exhausto de tanto correr (Cristiano estaba liberado de cualquier función atrás y debía taparle) no se bastó para manejar el juego. La idea de tener al portugués fresco para cazar alguna contra no funcionó y partió el equipo. No hubo ni posesión (como sí sucedió con el 4-2-3-1 de los dos primeros partidos de pretemporada) ni contras claras.

También te puede interesar