Estás leyendo

La suspensión de pagos de Mediapro aterroriza al fútbol

Fútbol y televisión | Último episodio del conflicto

La suspensión de pagos de Mediapro aterroriza al fútbol

La suspensión de pagos de Mediapro aterroriza al fútbol

La solicitud de un concurso de acreedores por parte de Mediapro ha paralizado al fútbol. Los clubes temen que la insolvencia del operador les arrastre a ellos y se vean incapaces de afrontar los pagos a los futbolistas antes del 31 de julio. Hay miedo a descensos administrativos en masa.

El concurso de acreedores solicitado por Mediapro, empresa que gestiona los derechos audiovisuales del fútbol, ha desatado el pánico entre los clubes españoles, que temen no poder hacer frente a los compromisos de pago con sus futbolistas antes del 31 de julio y quedar expuestos así al descenso administrativo de categoría e incluso a la desaparición. La pasada semana, José María del Nido, presidente del Sevilla, "el segundo club más saneado de España", paralizaba los fichajes en curso "por prudencia empresarial, hasta saber qué ocurre con el concurso de acreedores del operador que explota el fútbol".

Sólo tres clubes tienen avalados sus contratos. Un banco garantiza el primer pago semestral al Real Madrid en caso de incumplimiento del operador, aunque no los siguientes. El club ha cedido recientemente la explotación de su televisión a Mediapro. También Getafe y Atlético cobrarían por sus derechos audiovisuales, dado que se los vendieron a Caja Madrid, aunque meses después la entidad bancaria acabase cediéndoselos a Mediapro. El resto quedaría a la intemperie ante posibles incumplimientos de una sociedad que se ha declarado insolvente.

La sentencia.

El juzgado de primera instancia 36 de Madrid condenó a Mediapro en marzo a pagar a Sogecable 104,9 millones por el incumplimiento del contrato del fútbol televisado firmado en 2006 y a devolver los derechos de los clubes a AVS (participada en un 80% por Sogecable y en un 20% por Televisión de Cataluña). El 9 de junio, AVS solicitó la ejecución de la sentencia, ordenada por la juez el día 21. También se comprometió a pagar los 90 millones del primer plazo de los derechos de la próxima temporada a Mediapro, pero exigió que ésta, "ante el grave riesgo de incumplimiento" del pago de la indemnización fijado por la sentencia, avalase esa cantidad precisamente para garantizar que los clubes cobraran. Fue entonces cuando Mediapro, para evitar el pago de los 104,9 millones, solicitó el concurso de acreedores ante el estado de "insolvencia inminente" en el que se halla.

Por esa razón, el 23 de junio, la juez suspendía la ejecución de la sentencia. Sogecable se reunirá la próxima semana con los administradores concursales para reiterar su intención de pagar los 90 millones siempre que se garantice que serán percibidos por los clubes y asegurar así la viabilidad de éstos, gesto considerado en el sector como una clara voluntad de la compañía de pacificar y tranquilizar a la industria del fútbol.

Sogecable cree que la suspensión de la sentencia no afecta a un fallo que obliga a Mediapro a devolver los derechos del fútbol a Sogecable, compañía que asegura que dirigirá el modelo de explotación audiovisual la próxima temporada.

Etiquetado en:

También te puede interesar