Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

MUNDIAL 2010 | AUSTRALIA 2-SERBIA 1

Serbia se durmió y lo pagó

Australia empezó el partido como última del grupo, pero la victoria de Alemania y los goles de Cahill y de Holman les hicieron soñar con una posible goleada que les permitiría estar en octavos. Pantelic, en el 82, marcó el 2-1 y un claro penalti, no pitado, a favor de Serbia le hubiera dado la clasificación a los de Antic.

Clara Pardo Latre

Serbia fue superior en la primera parte, pero desaprovechó las numerosas ocasiones que tuvo y le pasó factura. Con la victoria Alemania, cuando más cerca veía la clasificación, Australia se vino arriba y marcó dos goles. En ese momento eran los australianos los que soñaban con un más que sorprendente pase a octavos.

Se dice que la confianza y la constancia ganan partidos y, aunque Serbia, era el favorito para vencer, Australia, se lo complicó mucho más de los esperado, venciendo el partido y dejando a las dos selecciones fuera del Mundial.

Antic salió con un 4-3-2-1, el mismo sistema con el que derrotó a Alemania, por 1-0 en el segundo partido, y Nikola Zigic volvía a ser el único delantero. Lo que sí varió fueron dos jugadores: Obradovic en vez de Kolarov, en el lateral izquierdo y Lukovic por Subotic en el centro de defensa.

Por su parte Verbeek recuperaba a Tim Cahill tras su expulsión en el primer partido ante Alemania; pero perdía a Harry Kewell, expulsado ante Ghana, y a Moore, con doble amarilla.

El propio Cahill marcó el primer gol del partido en el 69, poco después Holman hizo el segundo y abrió el sueño de los australianos que veían que con una goleada (les faltaban dos goles, pero les ayudaría cualquier gol de Alemania, ) pasaban a octavos.

Fue entonces cuando Pantelic, en el 82, recortó distancias y dio devolvió la esperanza a sus aficionados. Marcando un gol eran ellos los que se clasificaban y todavía se veía con posibilidades.

Y lo rozaron. El árbitro uruguayo, que había realizado un gran trabajo durante todo el partido, cometió un gravísimo error que le podría haber dado la clasificación a Serbia. Ni él ni su asistente vieron una clara mano en el área australiana que podría haber significado el empate.

La otra acción más destacada del encuentro por parte del colegiado fue el perdón de una roja Ninkovic en el 60, al que le mostró amarilla, en una fea entrada realizada a Wilkshire.

Australia, a pesar de la victoria, dejó ver la falta de creación en ataque que tienen. Llegan bien al centro de campo, pero les faltan ideas a la hora de atacar. En la primera mitad llegaron tres veces a la portería de Stojkovic; todas, a la contra. Además, Valeri y Culina estuvieron desaparecidos en la primera mitad por la gran defensa serbia.

Con este resultado ambas selecciones se despiden del Mundial de Sudáfrica mientras que Alemania y Ghana jugarán los octavos. Tras el pitido final varios jugadores serbios y Antic se acercaron al colegiado a recriminarle su decisión.

Estadísticas AS.com