Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Mundial 2010 - Grupo G | Portugal 7 - Coreal del Norte 0

Y Cristiano por fin marcó

Tras más de 16 meses, anotó el sexto de la goleada.

Portugal se dio un festín a costa de una endeble Corea del Norte, que plantó cara en la primera parte, pero tras el descanso se hundió, encajando una de las mayores goleadas de la historia de los mundiales. El resultado lo dice todo, pero la selección entrenada por Queiroz no lo vio claro hasta que rompió la igualada.

Portugal tiene un ídolo, Cristiano Ronaldo, y un ángel, Raúl Meireles. El centrocampista del Oporto fue el autor del gol que permitió a Portugal ganar la repesca en Bosnia y lograr el último billete que quedaba para Sudáfrica. Y ayer volvió a mostrar su faceta de salvador de la patria para lograr el primer gol luso en tierras africanas y, más tarde, asistir a Simao en el segundo. Con esta victoria, Portugal se sitúa segunda. Un más que probable empate en la última jornada ante Brasil les garantizaría estar en octavos.

'Cerrojazo'.

Mucho se había especulado del presunto 'cerrojazo' de Corea del Norte y planteó el partido en el escenario que más interesaba a Portugal, abierto y de ida y vuelta. Con espacios para correr y explotar el contraataque es donde Cristiano y compañía se sienten más cómodos. No sólo Queiroz agradeció la propuesta futbolística expuesta por el seleccionador Kim Jong Hung, sino también los espectadores, puesto que el partido resultó una oda al juego de ataque y continuos intercambios de 'golpes'. Cada ataque de Portugal era respondido por Corea del Norte con un rápido contragolpe. La balanza podía caer de cualquier lado, pero la mayor calidad de Portugal y la lógica terminaron imponiéndose. A los 29 minutos, Tiago se inventó un pase magistral para Meireles, que, con un desmarque de ruptura, se plantó solo ante el portero norcoreano y le batió con un potente disparo. Antes, el árbitro señaló un fuera de juego inexistente a Corea del Norte, que hubiera sido penalti de Coentrao.

En la reanudación, Portugal salió volcada y fruto de ello llegó la mayor goleada del Mundial. El partido era una fiesta portuguesa y, en la última media hora, Cristiano se erigió en el jugador del encuentro. Lo intentó de todas las formas, y cuando parecía que se iba a ir sin marcar, logró romper su sequía de más de 16 meses con su selección, con algo de emoción, eso sí. Previamente, ya había estado a punto de marcar, pero su disparo desde 30 metros dio en el larguero.

La historia se repitió 44 años más tarde y Portugal derrotó a Corea del Norte. En el palco del estadio Green Point, de Ciudad del Cabo, estuvo Eusebio, líder de la remontada de Portugal ante Corea del Norte, en el Mundial de Inglaterra, con cuatro goles (5-3) y que ayer disfrutó de lo lindo.

Estadísticas AS.com