Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Mundial 2010 | Grupo B | Corea del Sur 2 - Nigeria 2

Corea del Sur ejecuta a Nigeria a balón parado

Dos goles que tuvieron origen en dos saques de falta de la selección de Jung-Moo Huh dejaron en la cuneta a los africanos, que merecieron más por su mayor intensidad, mejor juego y su mayor número de ocasiones claras. Los fallos de cara a gol sentenciaron a los de Lagerback, que tuvieron la clasificación a tiro con la victoria de Argentina sobre Grecia. En la primera mitad Kalu Uche adelantó a Nigeria y Lee Jung Soo devolvió la igualada al marcador. Tras el descanso, Park Chu-Young anotó el segundo de los suyos y Yakubu puso el empate final al transformar un penalti.

ABEL ROMERA

Corea del Sur ejecuta a Nigeria a balón parado Ampliar
A OCTAVOS. Corea del Sur se enfrentará a Uruguay en los octavos de final del Mundial de Sudáfrica 2010.

Corea del Sur consiguió su clasificación para los octavos de final del Mundial de Sudáfrica tras empatar a dos en la última jornada del grupo B ante Nigeria. Los asiáticos aprovecharon las jugadas a balón parado y sus goles llegaron tras dos saques de falta. Nigeria llevó el peso del partido y mereció mucho más, pero los de Lagerback acabaron pagando su falta de acierto de cara a la portería contraria. Kalu Uche adelantó a las 'Águilas Verdes' en el primer tiempo y Lee Jung Soo logró la igualada al borde del descanso. Tras el intermedio, Park Chu-Young adelantó a los suyos y Yakubu puso el empate final al transformar un penalti. Argentina derrotó a Grecia y tan sólo un gol separó a la selección africana de pasar a la siguiente fase. Martins tuvo en sus botas la ocasión más clara para dar el pase a los suyos en los minutos finales, pero su disparo se perdió fuera. La Uruguay de Diego Forlán será la rival de Corea del Sur en octavos.

Corea del Sur y Nigeria se enfrentaron en la tercera y última jornada del grupo B en busca del pase a los octavos de final del Mundial de Sudáfrica. Ambas selecciones llegaron al último partido de la fase de grupos con opciones de clasificación. Las cuentas estaban claras para unos y otros. Corea se clasificaba ganando, la derrota le dejaba fuera y en caso de empate dependería del resultado del Grecia-Argentina. A Nigeria sólo le valía la victoria y esperar que los de Maradona derrotaran a los helenos.

Desde el comienzo del choque fue Nigeria el equipo que puso toda la intensidad con la que contó el partido. Los africanos se hicieron con el dominio del esférico y del juego basándose en una mejor colocación sobre el césped, disciplina y en un desproporcionado derroche físico. Mientras tanto, Corea sólo puso en aprietos a su rival en algunas combinaciones rápidas que acabaron con tiros lejanos y desviados, a pesar de contar con todos los fijos que disputaron la fase de clasificación y los dos primeros choques mundialistas. La superioridad de los de Lagerback tuvo su merecido botín poco antes del cuarto de hora con el primer gol del partido. Una buena combinación de las 'Àguilas Verdes' ante la pasividad defensiva rival acabó con un centro de Odiah que se encargó de rematar a bocajarro Kalu Uche anotando el primer gol del partido y acercando un poco más a los suyos a la siguiente fase.

Nigeria, sin apretar a fondo el acelerador, arrolló literalmente en juego y en ocasiones en la primera mitad a un rival que perdió la poca intensidad con la que comenzó el encuentro a medida que pasaban los minutos. Pero de sobra es sabido que la lógica y la justicia en el fútbol no existe. Esto se volvió a demostrar a escasos minutos del final del primer acto cuando, en una jugada a balón parado, Ki Sung-Yueng habilitó tras el saque de una falta al central Lee Jung Soo para que marcara el empate y metiera a los suyos de nuevo en la lucha por la clasificación para octavos. Al descanso, el marcador reflejaba un injusto empate a tenor de los méritos de ambos combinados. Esa igualada era lo peor del primer tiempo para Nigeria y lo mejor para Corea que, a pesar de ser inferior y con el empate entre Grecia y Argentina en ese momento, estaba en octavos.

Tras el intermedio y sin tiempo para ver la actitud con la que ambos equipos afrontarían la segunda parte, una nueva jugada a balón parado sirvió a Corea para anotar su segundo tanto y colocarse por delante en el marcador. Un saque de falta ejecutado de forma magistral por Park Chu-Young hizo inútil la estirada de Enyeama, que vio como el balón se colaba en su portería tras un traicionero bote que resultó decisivo para que Corea diera un paso de gigante hacia la ronda de octavos de final. Para Nigeria, la empresa se antojaba harto complicada, más aún teniendo en cuenta la exagerada forma en la que afectaron los dos mazazos asiáticos a balón parado. Lagerback comenzó a verse fuera del Mundial y retiró del campo a Kanu para dar entrada al veloz Martins en busca de dos goles que obrasen el milagro.

Corea se creció al verse por delante en el marcador y dominó durante un buen tramo de la segunda mitad a su rival. Nigeria despertó en el ecuador del segundo acto y, en tan sólo dos minutos, Yakubu falló dos goles con dos errores de patio de colegio cuando lo tenía todo para marcar y lograr el empate. Los africanos resurgieron de sus cenizas y el propio Yakubu tuvo la ocasión de enmendar sus dos ocasiones mandadas al limbo al transformar el penalti que Kim Nam-Il cometió sobre Obasi de forma descarada y sin sentido. Con el empate de vuelta en el electrónico llegaron buenas noticias para los de Lagerback desde el estadio Peter Mokova, los goles de los argentinos Demichelis y Palermo colocaban a las 'Águilas Verdes' a tan sólo un gol de la clasificación. Martins tuvo en sus botas una clarísima ocasión a diez minutos del final que mandó fuera y que bien pudo significar el pase de la selección africana a los octavos de final. Nigeria murió en el área rival gozando de ocasiones claras que dejó escapar ante una Corea que confió todas sus posibilidades a su trabajo defensivo en los minutos finales. El rival de Corea del Sur en los octavos de final será la Uruguay de Forlán.

Estadísticas AS.com