Estás leyendo

La carrera meteórica del agente de moda del fútbol

Real Madrid | El perfil

La carrera meteórica del agente de moda del fútbol

La carrera meteórica del agente de moda del fútbol

Jorge Mendes es el gran artífice de la operación Mourinho, como lo fue con Pepe o con Cristiano Ronaldo. También lleva a Di María y a Fabio Coentrao. Cada vez tiene más presencia en el Real Madrid...

Mendes tiene pinta de ex futbolista portugués convertido en hombre de negocios. De hecho podría haber sido jugador profesional pero de joven fue rechazado por varios modestos. Olvidó el fútbol para abrir bares, nightclubs y un videoclub hasta que, según cuenta la leyenda, un encuentro casual cambió su vida. Mendes se encontró con su primer cliente, Nuno, en un bar de Guimaraes. En 1996 logró colocarle en el Deportivo. Su reputación y su capacidad de abrir puertas fue creciendo y atrayendo a otros grandes futbolistas. Andrade fue el primero de renombre y, hace siete años, concretó el pase de Hugo Viana al Newcastle, su primer gran traspaso internacional. Cuando consiguió que José Mourinho llegara al Oporto, Mendes alcanzó una nueva dimensión que no ha abandonado. Su reputación es la de un hombre inteligente, de presencia seria y con encanto, que ha realizado algunas de las operaciones de más relumbre de los últimos años: al Chelsea llegaron de su mano Mourinho (y posteriormente al Inter, convirtiéndole en el entrenador mejor pagado del mundo), Ricardo Carvalho, Paulo Ferreira, Tiago, Maniche y Jose Bosingwa.

Juventud. Pese a tener sólo 44 años y de su reciente aparición en la escena internacional, Mendes ha sabido sacar partido de sus contactos, especialmente en Portugal y en Sudamerica. Cuenta con su propia compañía de representación y relaciones públicas, además de una web con varios periodistas a jornada completa. Y en ocasiones le da tiempo para escribir columnas de opinión en Prensa, como hizo en la pasada Eurocopa. Partía con una ventaja: Scolari le dio permiso para acceder al hotel de la selección portuguesa y de ahí sacó pequeñas anécdotas que llenaron El valor de los euros. Mientras, cerró la llegada del propio Scolari al Chelsea y de Mourino al Inter, y negoció con el Madrid y el Manchester United la salida de Cristiano Ronaldo, que no se confirmó hasta doce meses después. En aquella competición se decía que Portugal contaba con la plantilla más cara y Mendes representaba a los ocho futbolistas de más valor (incluidos Deco y Quaresma). Los acuerdos por Pepe (al Madrid por 30 millones), Anderson y Nani (United por 50), Simao (Atlético, 19) pasaron por sus manos, que han ido acumulando un portafolio de talento profesional, incluidas promesas de las canteras portuguesas. Su ojo futbolístico le permitió descubrir a Cristiano y a Quaresma.

Mendes cuida de sus clientes y, donde él no llega, lo hace su sobrino Luis Correira. Varios jugadores han abandonado a sus agentes para que fuera él el que cerrara sus traspasos. Mourinho también. Su representante, el brasileño Jorge Baidek, al que conoció entrenando al Uniao Leiria, le tenía preparado su pase al Liverpool, pero Mendes intervino, armado con una oferta del Chelsea y del Inter. Ahora Mourinho y él brindan al ver cumplido el sueño de ambos: estar juntos en el Bernabéu.

También te puede interesar