Estás leyendo

Su Inter puede reinar en Europa 45 años después

Real Madrid | A punto de hacer historia

Su Inter puede reinar en Europa 45 años después

Su Inter puede reinar en Europa 45 años después

afp

LA TRAYECTORIA EXITOSA DEL TÉCNICO (Y CAPITULO 3) Al año de salir del Chelsea firmó por el Inter. En su segunda temporada en Milán tiene a tiro un triplete que le convertirá en inmortal entre la afición de San Siro. El Inter no gana la Copa de Europa desde el año 1965.

Desde que Mourinho fichó por el Inter (en el verano de 2008), el equipo nerazzurri nunca ha tenido una cara definida ni un estilo concreto. La razón es que el sistema de juego de la pasada temporada fue uno y Mourinho lo cambió en la actual campaña.

Analizando su etapa italiana, la única certeza es que al portugués no le gusta tener una plantilla larga. A pesar de los 25 jugadores que le ha regalado el generosísimo presidente Moratti (de los que pidió sólo dejó de traerle a Ricardo Carvalho, Deco y Lampard), y de los tres objetivos por los que ha luchado (Liga, Champions y Copa de Italia), Mourinho ha utilizado casi siempre a 15 jugadores, limitando al mínimo las rotaciones entre los partidos del calcio y los europeos.

Giro.

El año pasado conquistó el Scudetto con un 4-3-1-2, pero en esta temporada su esquema ideal empezó siendo el 4-3-3, aunque no ha podido contar con unos extremos fuertes porque su querido Quaresma ha fracasado con estrépito. Por eso lo convirtió en un 4-3-1-2 situando a Sneijder por detrás de Etoo y Milito. Con este sistema y con estos delanteros dominó ampliamente el primer derby del año, ganando 4-0 al Milán. Pero cuando no pudo contar por lesión con Milito ni Etoo utilizó un 4-3-2-1,en el que Sneijder y Stankovic estaban a la espalda de Balotelli. Así firmó un 0-5 a domicilio ante el Genoa.

Fue la excepción, porque luego Mourinho volvió a su preferido 4-3-1-2 hasta que experimentó por primera vez con el 'modelo Champions'. Una semana después de la derrota en Turín frente a la Juventus, el Inter jugó en Bérgamo contra el Atalanta con un 4-2-3-1, con Zanetti y Cambiasso en el medio y Balotelli, Sneijder y Etoo por detrás de Milito, que quedó como único delantero centro.

Sello nuevo.

El decepcionante 1-1 cosechado en la visita al Atalanta no asustó a Mourinho, que en Stamford Bridge, frente al Chelsea, sorprendió a todo el mundo alineando solamente a dos mediocampistas, Cambiasso y Thiago Motta, con Sneijder por delante junto a dos extremos muy largos, Etoo y el último de sus fichajes, el macedonio Pandev, dejando a Milito unos metros más arriba.

Con este planteamiento cumple un doble objetivo: por un lado asusta al rival presentando tres delanteros y por el otro consigue cubrir las bandas gracias al sacrificio que ha conseguido sacar de Etoo y Pandev.

Fue de esta manera como 'mató' al Barcelona en el partido de ida de las semifinales de la Champions y como conquistó el Scudetto hace cuatro días en Siena, aunque en ese encuentro colocó a Balotelli en el sitio de Pandev. Y también de esta forma es como quiere levantar Mourinho la Champions pasado mañana contra el Bayern, para quedarse a entrenar en el Bernabéu a partir de la próxima temporada.

También te puede interesar