Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Real MAdrid 3 - Espanyol 0 | La contracrónica

Rumbo al doblete

El Madrid ya lleva 50 puntos y 50 goles. Números de campeón sólo opacados por ese Barça que se está desquiciando con su victimismo de nuevo cuño provocado por el Villarato. Sin Cristiano, Granero alimentó otro paseo militar en el Bernabéu...

Pleno al 11. El modelo impuesto por Pellegrini cuaja a pasos agigantados. El Bernabéu es un fortín. 33 puntos de 33 posibles, con 35 goles (más de tres de promedio por partido). Casillas no encaja un gol por estos benditos lares desde el 6 de diciembre (4-2 al Almería). El dominio del juego empieza a ser aplastante. El triángulo mágico formado por Xabi-Guti-Granero se ha adueñado de la pelota como el primo de Zumosol en el colegio. Hasta un emergente Kaká ha decidido incorporarse a la fiesta. Y si no es por los vuelos del ángel negro del Espanyol, Kameni, mi Raúl habría firmado su primer gol desde el 20 de octubre...

¡Sin fisuras! Este Madrid vence por convencimiento, sin necesidad de recurrir al aplastamiento. No hay fisuras. Ramos mejora su tarjeta como central y Albiol parece que lleva aquí desde los tiempos de Hierro y Sanchís. El Pirata se mete a asistente de lujo y dibujó con el volcánico central de Camas un gol calcado a la conexión inolvidable de los 80 (Juanito-Santillana). Y vimos a Raúl, eterno capitán y ejemplar único en su especie, dibujar un caño de tacón que reivindica su ambición por aportar, que diría Xabi, hasta el 2011... Y todo con un once con ocho españoles y cinco canteranos (Iker, Arbeloa, Guti, Granero y Raúl). El futuro es blanco y ya veo a Florentino pidiendo un crédito para pagar los 25 millones de euros a la plantilla por el soñado doblete...

Pericos hermanos. También ayudó lo suyo el Espanyol, voluntarioso pero sin poso ni peso para frenar el rodillo blanco. Que nadie olvide que los blanquiazules no ganan en el Bernabéu desde 1996, cuando el Atleti hasta ganaba dobletes... Lo más atractivo fue ese Marqués, díscolo y genio en una pieza. Guasch, ya me avisaste, truhán.

Villarato. En la noche que Teixeira firmó su retirada del arbitraje (no descarten una nevera más grande que el Queen Mary pese a sacar dos rojas de libro, obviar el fuera de juego de Ibrahimovic en el 1-0 y perdonar un penalti de Abidal a Ríos), Pérez Burrull regresó a Chamartín trece meses después. Curioso. El último jugador rival del Madrid que ha sido expulsado aquí fue Juanfran, por lo que Burrull fue castigado. Por eso perdonó la roja a Osvaldo pese a clavar los tacos a Albiol. Entiendo a este hombre. Pitar en el Bernabéu es un placer y ya sabe cuál es el camino para no ser desterrado de nuevo...

Galáctico Higuaín. El Pipita ya marcó en el minuto 89 ante el Espanyol un gol que valió una Liga (2007). Su 3-0 de anoche fue su regreso a los ruedos por la puerta grande. El madridismo lo adora. Me lo dicen Forchi (¡ánimo, jabato!), Don Bernardo Pons (perico y amigo de la Peña de Alaior), los 64 miembros de la Peña Remate de Tetuán (Marruecos), los de Algaidak, Arroyo del Ojanco, Los Panciverdes y Guijuelo. El doblete está cocinándose. ¡¡¡Sí!!!

Estadísticas AS.com