Estás leyendo

Los precedentes se han resuelto con un partido

Liga BBVA | Real Madrid - Málaga

Los precedentes se han resuelto con un partido

Sólo a Ponzio le pusieron dos.

Además de con Cristiano Ronaldo, ha habido otras cuatro situaciones en la presente campaña de la Liga en la que un jugador fue expulsado con roja directa por golpear a un contrario durante un partido. En todos los casos el Comité de Competición dictaminó que el infractor debía de ser castigado con un partido de sanción excepto en uno. Fue a Arzo, del Valladolid, al que José Luis Paradas Romero vio propinar un codazo al contrario cuando el balón no estaba en juego en la cuarta jornada. En realidad, el balón estaba en juego, pero iba a salir inevitablemente por la línea de fondo. La jugada de Cristiano es muy distinta, pues ambos jugadores están disputando un balón y es el portugués el que primero sufre el agarrón y en realidad lo que intenta es deshacerse de él.

Puñetazo.

Las otras tres jugadas fueron sancionadas con un partido, y eso que en una de ellas, en el Málaga-Zaragoza de la jornada 7, Weligton fue expulsado por dar un puñetazo a un contrario cuando el juego estaba detenido. Fue en un forcejeo en el área justo antes del saque de una falta.

La expulsión del Ponzio, futbolista del Zaragoza, fue por un motivo muy similar a la expulsión de Cristiano Ronaldo: por poner el brazo en la cara del contrario (en este caso Munitis) en una carrera luchando por un balón.

Etiquetado en:

También te puede interesar