Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Sevilla - Real Madrid | La contracrónica

Si no es por Casillas...

A la primera que faltó Cristiano, batacazo que te crió. El Sevilla dejó claro que es serio candidato a la lucha por el título. El proyecto de Pellegrini muestra sus primeras fisuras serias. El Madrid dio la cara y se dejó el alma... ¿Y el talento?

Si no es por Casillas... Ampliar
FÚTBOL TOTAL. La afición sevillista disfrutó de una noche mágica con un partidazo de ida y vuelta. El Sevilla ganó a los puntos a un Madrid bravo pero sin pegada...

Partidazo. Felicito a ambos equipos. Intensidad, juego directo, relampagueante, vertical, intercambio de golpes brutal, sin tregua, a mí Sabino que los arrollo, llegadas volcánicas, chispazos de genio (Navas, a tus pies), corazón de león (Pepe, gigante con botas), gradas al rojo vivo y, por encima de todo, un portero que ya es una leyenda con guantes. Creía que después de 44 años había visto todas las paradas asumibles por la mente humana. Pero Casillas es un prodigio capaz de demostrar que nada es lo que parece sino todo lo contrario. Cuando el Madrid había bajado la guardia, agotado por un rival más físico y anímico, Negredo se inventó una jugada de crack (Benzema, toma nota) y le dio a Perotti un pastelito para que se regodease en la suerte. Segundo palo, nadie por aquí, nadie por allá y chicharro que ya se cantaba en las gradas de Nervión. Pero Ikerman, que se merece un cómic más que el afligido Kaká, irrumpió como un trueno para hacer la parada de Gordon Banks en México 70. Si no es por ti, nene, Pellegrini estaría hoy en las listas del INEM...

Míster, ojo. Me encanta el perfil futbolístico de Pellegrini, pero por más que lo busco no lo encuentro. Llevamos dos meses dándole vueltas a la borrica en busca de no sé qué equilibrio de plantilla profunda y rotaciones científicas. Pero al final resulta que si no está Cristiano es como si al cocido le quitas los garbanzos y las puntas de jamón. Cero patatero. El chileno no ha encontrado la fórmula que permita explotar una inversión de 250 millones de euros (y de ilusiones). Al final, y con arrobas de talento incorporadas, el Madrid juega al arreón emocional y a la brava. Hasta Valdano reconoció tras la derrota que "a pesar de las descoordinaciones, se intentó y se luchó hasta el último segundo...". Cierto Jorge, pero eso ya lo tenía el Madrid de Capello, Schuster y Juande. Para sudar con hombría no hacía falta romper el mercado. Además, yo que Pellegrini me miraba hoy el vídeo del partido. Jiménez le dio una lección táctica forzando continuos dos contra uno en las bandas, hasta descuartizar a Ramos y Marcelo, que parecieron dos canoas a la deriva...

Agresividad. Por cierto, Kaká parecía que estaba en la playa de Copacabana celebrando lo de Río 2016 y Benzema una sombra perdida entre la presión sevillista, digna de un clínic de entrenadores. El Madrid sólo hizo nueve faltas. Menos mal que Diarra y Guti sostuvieron con dignidad un armazón que hizo aguas en cuanto Zokora sacó la turmix para alimentar los puñales de Navas y Perotti por los costados. El Sevilla se ha ganado su candidatura y eso dignifica a esta Liga que ya es un tripartito. Aún así, el Madrid cayó de pie. Ya jugó en El Madrigal y el Pizjuán, y el Barça irá pronto a Mestalla. Faltaba Cristiano. Sin el martillo portugués nada es igual. Su ausencia es terrible. Diawara, ya te vale...

Estadísticas AS.com