Estás leyendo

Martínez Bravo: "Se masca la sorpresa"

Foro Ferrándiz-AS | Real Madrid

Martínez Bravo: "Se masca la sorpresa"

Martínez Bravo: "Se masca la sorpresa"

reportaje gráfico: jesús aguilera

Ha sido el primero en dar un paso al frente y declararse precandidato a las próximas elecciones del Real Madrid. Eugenio Martínez Bravo (39 años) fue el protagonista del Foro Ferrándiz-AS y explicó su proyecto y su optimismo. "Hago mío el lema en la Eurocopa: Podemos".

Kennedy por el flequillo, James Stewart por el porte y Obama por negro. Así es Eugenio Martínez Bravo, a esta hora, el único precandidato a la presidencia del Real Madrid. Lo de la cabellera resulta evidente; lo decimos cada vez que en la política (general o deportiva) se nos cruza un flequillo sin canas y un cinturón sin rebose. Lo del actor se relaciona con el estilo, la altura y con los gestos, con un entusiasmo, entre irracional y conmovedor, propio de Qué bello es vivir. La conexión con el candidato Obama tampoco es forzada. Martínez Bravo es negro porque es minoría, revolución e invisible. De momento.

En su condición de primer aspirante, Eugenio Martínez Bravo (39 años, licenciado en Empresariales) fue el protagonista del Foro Ferrándiz-AS. Y generó expectación de viejos socios que querían saber. "Esta idea surge hace tres años, en la precampaña electoral. Yo estaba muy entristecido por el panorama, no me gustaba ninguno de los cinco candidatos y un domingo, cuando había ido al club de tenis a jugar con mis hijos, cayó en mis manos un artículo en el que el autor hablaba de la vergüenza que sentiría Bernabéu si levantara la cabeza. Entonces pensé que yo votaría a alguien nuevo, que simbolizase el futuro y me moví por puro romanticismo. Decidí que había que recuperar la esencia del Madrid, que lo importante no era el poder, sino el club. De manera que di un paso al frente y me rodeé de gente buena, de un equipo maravilloso, con el que diseñé una hoja de ruta. Antes, por supuesto, se lo conté a mi esposa, que me animó y me dijo: 'Lo peor de todo es que lo vas a conseguir".

"Y acto seguido se lo comenté a Santillana. Además de mi padre, que me hizo socio, fue Santillana quien más influyó en mi madridismo. Era vecino nuestro, pared con pared, y me eduqué en lo que él representa. Y así ocurrió. Empezamos siendo cinco, luego veinte, cien, quinientos y ahora somos 1.400 socios, unidos todos en torno a la Plataforma Blanca".

Aval.

Martínez Bravo carece de barcos pero presume de honra. "Se puede ser presidente sin ser millonario; pero que nadie se preocupe porque gracias a la aportación de empresarios puedo reunir el aval de 52 millones". También es osado. Sólo quien lo sea puede desafiar a Florentino Pérez, cuyo favoritismo se propaga aun antes de declararse precandidato. "Florentino se presentará, pero no comprendo por qué no da la cara. No desea unas elecciones y quiere volver por aclamación popular. Pero ahí está Ética Madridista, que es una corriente florentinista. Y ahí están las encuestas telefónicas que tratan de palpar el ambiente. A mí me hicieron una el pasado viernes. Blanco y en botella".

"Respeto a Florentino y sólo pido competir en igualdad. Florentino tuvo su momento y ojalá pusiera su experiencia en favor de la gente nueva. Ya no hay Ciudad Deportiva que vender, de manera que es un misterio de dónde sacará tantos millones para hacer los fichajes que se le anuncian. Y recuerdo que aquí no ficha Eugenio o Florentino, aquí ficha el presidente del Real Madrid".

Martínez Bravo denuncia la formación de un "tripartito" compuesto por Boluda, Ética Madridista y, en último término, por el propio Florentino. "Estoy seguro de que Boluda y Florentino ya han hablado. Lo de Ética Madridista también está claro. Fernández de Blas, su representante, dijo que no ratificaría a Boluda y cambió de opinión después de hablar con él en el Bernabéu".

Paripé.

"Mi reunión con Boluda fue un paripé. Me encontré con todo pactado para beneficiar a otro candidato y al presidente saliente. El orden del día de la Asamblea del 29 de marzo estaba ya cerrado. Nuestra decisión es que no vamos a ratificar a Boluda, no como otros que cambian de idea traicionando la ética que pregonan. Hay que decir las verdades como puños. Y han llegado a un pacto porque les interesa a ellos, no al Madrid".

"En Plataforma Blanca queremos unas elecciones limpias y honradas. Este partido hay que jugarlo y quiero jugarlo con las mismas armas que los demás. Queremos elecciones en mayo, en el último partido en el Bernabéu, contra el Mallorca, el día 24. Así facilitaremos el voto presencial, aunque al otro candidato no le interesa porque él desea controlar el voto por correo".

El voto por correo sigue siendo, como se ve, la madre de todas las batallas. "El sistema más limpio es el que se utiliza en las elecciones generales con mediación de Correos. El sistema de notariado que proponen otros no permite el voto secreto y propicia el control de los candidatos. Boluda admite que el sistema por Correos es posible y esa es la opción que debería presentar en la Asamblea".

"Y la fecha de las elecciones es una cuestión de voluntad. En Estados Unidos se votó en noviembre y el presidente no tomó posesión hasta enero. Votemos el 24 de mayo y que el presidente electo no entre hasta el 1 de julio. Si hacemos eso, Boluda tendrá tiempo de arreglar sus cuentas. Le pareció buena idea, pero...".

"También le dije que su ratificación debía ser tratada en último lugar, después de despachar el resto del orden del día. Él me contestó que si empiezan por no ratificarle, en ese mismo momento, se levantará y se marchará. Si también lo hacen al menos dos de los miembros de la Junta, la Asamblea estará capacitada para convocar elecciones. Estamos dispuestos a llegar hasta la moción de censura".

"La Asamblea del pasado 7 de diciembre está en la historia y simboliza la etapa más negra del Real Madrid. Se tienen que ir todos los del pasado. Podemos olvidar ese episodio con ilusión y haciendo las cosas con limpieza. En la próxima Asamblea tenemos la oportunidad de dar una buena imagen al exterior. Ahora se va a transmitir por televisión al mundo entero, según me ha dicho Boluda, que quiere dirigir él mismo la Asamblea".

"No soy ni calderoniano ni florentinista: soy del Madrid. Y creo que es un error volver al pasado. Yo propongo un viaje al futuro, un tren al futuro con los valores del pasado, el modelo de Bernabéu pero adaptado al siglo XXI. Hay que recuperar la imagen, la limpieza y la honradez, que están en la UVI. Hay que unir a las familias madridistas porque unidos somos casi invencibles".

Confianza.

"Nuestra primera victoria será que haya elecciones. La sorpresa se masca. Estoy convencido de que tenemos posibilidades reales. Podemos ganar, confío en el socio. Yo asumo el compromiso de levantar las alfombras y los adoquines, de encargar una inspección de auditoría. No voy a ir con Florentino, aunque he tenido acercamientos de forma indirecta. Tengo una fe ciega en nuestras posibilidades, aunque sé que vamos a luchar contra el poder y el sistema. Hago mío el lema de la Selección en la Eurocopa. Estoy seguro de que podemos. Po-de-mos".

Tras la filosofía y la política, Martínez Bravo expuso su proyecto deportivo. "Apostamos por la figura del entrenador, para que asuma el cometido del director deportivo, siguiendo el modelo inglés, que antes fue el modelo de Bernabéu y Miguel Muñoz. Me ligaré cuatro años a un técnico y su éxito será el mío y su fracaso también. Será un entrenador contrastado y de éxito". Y en ese perfil no está excluido Juande Ramos: "Ha demostrado una profesionalidad que le hace merecedor de ser tenido en cuenta".

"En el equipo de fútbol queremos volver al alma española. El Liverpool cuenta con más españoles y sin embargo somos nosotros los que llevamos la bandera en la camiseta. Hay que recuperar el talento español que triunfa en España y en el extranjero. La cantera debe ser la columna vertebral. Hay que hacer una renovación profunda. No puede venir nadie de fuera que no supere lo que hay en la cantera, primero, y en España, después. Frente al Real Milán, yo propongo el Spanish Madrid".

Precontrato.

El acuerdo al que haya podido llegar la presente directiva con Cristiano Ronaldo merece una reflexión especial. "Cristiano es uno de los mejores del mundo, pero el Manchester pide mucho por él y con ese dinero se puede fichar a dos jugadores de la Selección española. Habrá que ver cómo está eso de atado y qué es lo que quiere el entrenador. También hay que valorar la responsabilidad de quien ha acometido una inversión que puede poner en riesgo la solvencia del club. Tal vez sea más interesante invertir cien millones en varios jugadores que en uno solo. Y a ser posible que sean españoles".

Eso no implica la ausencia de figuras extranjeras. "Los nombres saldrán en su momento, pero hay un gran jugador que, si Dios quiere, traeremos. Tiene un presente espectacular y un futuro de enorme recorrido. No es español porque no renunciamos a los cracks de ninguna nacionalidad. A otro se le ofreció Kaká por ocho millones y dijo que lo traería cuando costara 80 millones. Ese nunca será nuestro estilo".

"Se ha malgastado el dinero. Con 300 millones en fichajes se podía haber hecho mucho más. Han venido jugadores que no son mejores que los de la cantera. Hemos comprado cobre a precio de oro. Y en ocasiones se ha contaminado el vestuario. Los fichajes deben ser hechos consumados. Se hace una oferta y se retira a las 48 horas si no hay respuesta. Sin filtraciones. Hay que lograr que los jugadores vuelvan a sentirse atraídos por el Madrid y recuerdo que el pasado verano dos futbolistas se negaron a venir".

"Quiero dedicar mis mejores años a este club. No aspiro a limpiar el fútbol, pero sí el Madrid. Las condiciones de los representantes serán las ajustadas a mercado y se harán públicas. No se volverá a disparar con pólvora del rey".

También te puede interesar