Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga BBVA | Real Madrid

Kaká: "O me quedo aquí o me voy al Madrid"

Comunicado del City: "El Milán quería vender, pero no fue posible"

Kaká: "O me quedo aquí o me voy al Madrid" Ampliar
TÍTULOS. Kaká se negó a ir con Robinho al City porque sólo cambiaría el Milán por el Madrid.

El Manchester City emitió ayer un comunicado oficial que publicó en su página web en el que reconoce que "el Milán quería vender a Kaká y el City comprarlo", pero la operación no llegó a buen puerto porque el jugador se plantó: "O me quedo aquí (en el Milán) o me voy al Madrid", le dijo a su padre y representante, Bosco Leite, que dejó de ganar 10 millones de euros al no culminar el fichaje. El propio Kaká atribuyó su decisión a "una señal divina". Independientemente de que el giro se deba a la intervención de un ser superior, lo cierto según publicó La Gazzetta dello Sport es que "Florentino está dispuesto a presentar una oferta por Kaká y esto cambia el escenario".

Contrato. El City ha conseguido lo más complicado: poner a Kaká en el mercado. Pero también ha elevado el techo económico del fichaje: 120 millones de euros de traspaso, 15 millones netos por temporada para el jugador y 10 más para el papá, por la intermediación. El Real Madrid podría afrontar la operación si nos atenemos a las últimas cuentas que presentó, pero la situación institucional, con un presidente interino, lo impide. Lo que para la dirección deportiva, y para Juande Ramos, sería una bendición, para Boluda es ahora misión imposible.

Lo que está claro es que los días de Kaká en el Milán están contados. Porque una vez que el jugador piensa en irse es que realmente ya se ha ido. Hay muchos precedentes en los últimos años, desde Figo hasta Ronaldinho, y la historia puede repetirse este verano.

Ojo al Barça. Los posibles escenarios que se contemplan en el futuro de Kaká son tres: que siga en el Milán, que fiche por el Real Madrid (el deseo del 87% de los internautas que anoche habían votado en as.com) o que termine en otro club de parecido nivel. Y en medio del lío, ayer apareció el Barcelona.

En el club azulgrana también hay elecciones a la vista. Dos aspirantes a la presidencia de uno y otro club que son amigos se confesaron en una reciente conversación. Reconocieron que ambos se presentarán y coincidieron en que Kaká sería un gran reclamo para hacer acopio masivo de votos.

Pero el jugador no negociará con candidatos, sino con presidentes. Y quiere tener todo decidido en junio, no más tarde. En principio, el Madrid hará elecciones en julio porque tiene que cerrar sus cuentas a 30 de junio para no exponer los avales de los actuales directivos. Y eso es un hándicap para el Madrid y una ventaja para el Barça, que tiene un año más de plazo. El fichaje de Kaká depende de razones deportivas, económicas... y electorales.

Estadísticas AS.com