Estás leyendo

La Sub-21 naufraga en Portugal

amistoso | portugal 4 - españa 1

La Sub-21 naufraga en Portugal

Dani Parejo fue el autor del gol del combinado de López Caro. El portugués Orlando Sá con un hat-trick sentenció un partido en el que la selección lusa fue claramente superior

La Selección Sub-21 ha caído con claridad en el encuentro amistoso que le ha enfrentado a Portugal en tierras lusas y con el que han comenzado su andadura las generaciones posteriores al 1 de enero del 88 que participarán en la siguiente edición del Europeo, cuya fase final será en 2011. Una prueba desagradable para la Selección, que tiene trabajo por delante para volver a confeccionar un bloque compacto y peligroso como el que se ha clasificado para el Europeo del próximo año.

La propuesta de España fue atrevida desde el principio, con dos extremos bien abiertos y peligrosos como Fran Mérida, por la izquierda, y Aarón, por la derecha, tratando de conectar con Parejo y el hombre más adelantado, Adrián. Pero cuando las cosas iban bastante bien encaminadas, sin mayor peligro para la meta de Rui Patricio, eso sí, fueron los lusos los que se pusieron por delante al aprovechar un error en el despeje de Balenciaga y un resbalón de Sergio Asenjo, facilidades que convirtió en gol el atacante del Arsenal Rui Fonte. La respuesta de España no se hizo esperar. Una excelente incursión de Aarón por la banda derecha acabó en un centro al área rematado al larguero por Adrián y cuyo rechace desvió en la misma línea de gol un defensor portugués con la mano. El árbitro decretó penalti y Parejo niveló la contienda con maestría.

El tanto español hizo desperezarse al cuadro de López Caro, que poco a poco fue teniendo más noticias del arquero lisboeta Rui Patricio. Nada hacía presagiar que en los últimos minutos de esa primera mitad se fuera todo el trabajo el traste. Primero en un córner mal defendido que remató Orlando Sá en el primer palo sin apenas oposición y luego, casi en el descuento, con otro error atrás que convirtió el propio Orlando Sá en el 3-1 tras un excelente centro desde la derecha de Pereirinha.

Tan lejos en el marcador para lo que el juego había descrito en la primera mitad, el cuadro español se lanzó sin demasiado ímpetu hacia el empate, aunque tampoco encontró excesiva fluidez y sí, por contra, muchos problemas defensivos pese a que Javi Martínez sustituyó a Echaide en el eje de la zaga. El cuarto gol, otra vez generado por la zona izquierda de la defensa española y obra de nuevo de Orlando Sá, dejó al descubierto los enormes problemas españoles atrás para sujetar a los rápidos atacantes portugueses y precipitó la entrada de Canella en lugar de un desbordado Balenciaga.

El choque tenía un claro dueño y España trató de aprovechar la tregua para irse arriba. Todas las acometidas tuvieron a Aarón y Fran Mérida como protagonistas, aunque no llevaron el veneno necesario para asustar a los portugueses, justos vencedores ante un cuadro nacional Sub-21 que tendrá que superar los problemas defensivos hoy mostrados para estar de nuevo entre los mejores de Europa.

También te puede interesar