Estás leyendo

La Sub-17 no puede con Argelia

amistoso | España 1 - Argelia 1

La Sub-17 no puede con Argelia

El delantero del Real Madrid, Rubén Sobrino, adelantó al combinado nacional en los primeros minutos, pero Baada, nada más comenzar la segunda mitad, puso el definitivo empate a un gol

España Sub-17 no ha podido superar a Argelia en el encuentro amistoso que ambas selecciones han disputado en el estreno del campo de la Federación en Roces (Gijón) y que ha servido para lanzar un alegato en contra del racismo por parte del club Llano 2000. Avivado por un césped mojado y rápido, la Selección ha puesto desde muy pronto un alto ritmo de juego que le ha permitido hacer daño a un conjunto africano que siempre ha intentado sacar el balón jugado desde atrás.

Fruto de esa fuerte presión, el cuadro que dirige Ginés Meléndez ha empezado a hacer ocasiones de peligro y se ha adelantado pronto en el marcador gracias a un tanto del delantero del Madrid Rubén Sobrino. Él mismo y sobre todo el zaragocista Kevin, en dos ocasiones, han estado a punto de hacer más goles en un primer tiempo de claro dominio español que ha servido para conectar con el público gijonés, entregado desde el principio pese a la lluvia y al tiempo desapacible. Al filo del descanso también se ha pedido mano de un defensa argelino en la misma línea de gol en una acción no exenta de polémica pero que el árbitro ha decidido no cobrar.

Sin embargo, la imposibilidad de darle la puntilla a su rival ha permitido que los magrebíes se fueran llenando de confianza, pese a su escaso peligro en ataque, y nada más comenzar la segunda mitad han recibido una importante inyección de moral al lograr, por mediación del delantero del Metz Baada, el tanto del empate que ha sorprendido a los jóvenes futbolistas españoles. Ha sido de los pocos acercamientos de los argelinos en ataque, pero ese jarro de agua fría no ha sentado nada bien a los nuestros, que desde entonces no han podido enarbolar de nuevo el juego llevado a cabo en la primera parte y han ido cayendo poco a poco en la desconfianza y en la depresión.

Ni siquiera los muchos cambios realizados por Ginés ni el sistema más ofensivo con dos puntas han permitido superar a un rival bien plantado hasta el final del choque y que ha evidenciado que queda trabajo por hacer. Incluso al final del partido los argelinos han podido llevarse la victoria con un lanzamiento al palo. España, ya clasificada para la siguiente fase del Europeo, se jugará su participación en la fase final el próximo mes de marzo.

También te puede interesar