Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

uefa | valencia 2 - Marítimo 1

El Valencia se clasifica sufriendo

El Valencia se clasificó para la fase de grupos de la Copa de la UEFA después de ganar por 2-1 al Marítimo de Funchal en Mestalla y remontar el encuentro con goles de Asier del Horno y David Villa, éste en el descuento, en un choque con demasiado sufrimiento para los locales que no respiraron hasta que Del Horno igualó el partido en el minuto 76.

El Valencia se clasifica sufriendo Ampliar
SUFRIDA. El Valencia se clasificó para la fase de grupos de la Copa de la UEFA después de ganar por 2-1 al Marítimo de Funchal en Mestalla y remontar el encuentro con goles de Asier del Horno y David Villa.

El Valencia se clasificó para la fase de grupos de la Copa de la UEFA después de ganar por 2-1 al Marítimo de Funchal en Mestalla y remontar el encuentro con goles de Asier del Horno y David Villa, éste en el descuento, en un choque con demasiado sufrimiento para los locales que no respiraron hasta que Del Horno igualó el partido en el minuto 76.

El Marítimo soñó, al menos durante casi cuarenta minutos, con la prórroga gracias al tanto que anotó Marcinho en el minuto 36 y que situó la sorpresa en el marcador al igualar la eliminatoria. Sin embargo, el exceso de conservadurismo le impidió aspirar a metas mayores. Por su parte, el técnico del Valencia, Unai Emery, tuvo que retocar, casi por completo, el equipo con el que empezó a disputar el partido para salir airoso del envite.

Y es que el preparador local sacó una alineación de laboratorio y experimentó hasta con ocho jugadores no habituales en el once titular. El preparador valencianista quiso reservar a futbolistas que acumulan muchos minutos y a otros como Alexis, Morientes y Edu que arrastraban molestias físicas. El equipo que le salió a Emery contó con muchas novedades, pero entre las más destacadas la titularidad para el portero del filial Guaita y la colocación del centrocampista Maduro como lateral derecho.

Además, este raro Valencia contó con el regreso de Marchena, que debutaba esta temporada, y con otro hombre con el que no cuenta para esta temporada, el portugués Hugo Viana que jugó por detrás del único delantero del equipo, Miguel Angel Ángulo. Con tanto cambio al equipo le costó funcionar, y aunque no pasaba apuros en la retaguardia, el ataque fue romo.

El Valencia se topó con un limitado Marítimo que el poco peligro que llevó al marco de Guaita fue en jugadas al contragolpe. Así en el minuto 19, el cancerbero valencianista tuvo que sacar a córner un lanzamiento de Djalma. Primer aviso de los hombres entrenados por Lori Sandri que no daban por perdida la clasificación para la fase de grupos.

Si la noche no pintaba bien para los locales, ésta se tiño de gris con la lesión de Albiol pasado los 20 minutos, que se tuvo que retirar con un pinchazo en el abductor del muslo izquierdo. Emery rehizo el experimento y recolocó a Marchena en el centro de la defensa junto a Helguera y sacó a Albelda para que formara en el doble pivote con Fernandes. Precisamente fue el luso el que firmó la acción de mayor peligro para los blanquinegros con una falta directa que repelió el larguero.

Marcinho iguala la eliminatoria

El Valencia tenía el encuentro bajo control, pero su ataque era de fogueo, mucho ruido y poca efectividad. El Marítimo supo esperar su momento y a falta de cinco minutos para llegar al descanso, una internada de Marcinho acabó en gol tras un fallo en cadena entre la defensa y el portero local que se quedó a media salida. El tanto igualó la eliminatoria y trasladó la tensión a los locales que empezaron a ver peligrar el pase a la siguiente ronda.

El choque se reanudó con los mismos jugadores que acabaron la primera parte, pero rápidamente el partido empezó a ser un monólogo valencianista porque su rival dio dos pasos para atrás. Los de Sandri se amontonaron alrededor de su área y el Valencia tropezó contra su inoperancia.

Emery decidió, a la hora de partido, que era el momento para que Villa saliera al rescate del equipo. La apuesta del técnico fue retirar a Helguera y pasar a jugar con Albelda de central y así el equipo ya tenía dos referencias arriba: Angulo y Villa. El tiempo corría a favor de los visitantes, pero el Valencia no se volvió loco en búsqueda del ataque.

La paciencia tuvo fruto y Asier del Horno marcó de cabeza en el minuto 76 tras un centro Fernandes. El gol le devolvió la tranquilidad a los locales porque durante toda la segunda mitad estuvieron jugando con fuego. Al final, Villa se sacó un penalti de la manga cuando le ganó la posición a Paulo Jorge y el colegiado lo pitó. El asturiano fue el encargado de marcarlo y sumarlo a su brillante arranque de temporada. A pesar de la victoria, el Valencia pasó con más pena que gloria a la siguiente ronda y estará en el sorteo de la fase de grupos la próximas semana.

Estadísticas AS.com