Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Primera | Villarreal 1 - Deportivo 0

Cazorla maravilla

Primer triunfo amarillo y Aranzubia evitó la goleada

Javier Mínguez

Cazorla maravilla Ampliar
JUSTO RESULTADO. El Deportivo, aunque dominó buena parte de la segunda parte, se vio superado claramente por el Villarreal.

El Villarreal sumó su primera victoria en Liga frente a la primera derrota deportivista y lo hizo luciendo sus señas de identidad: toque, toque, toque, velocidad endiablada y dinamita en ataque, aunque ayer con menos contundencia de la necesaria para sus intereses. Mucho tuvo que ver, de todos modos, Aranzubia para que los gallegos no se marcharan de El Madrigal con una derrota más abultada. La gran tarde del vasco le dio incluso a los visitantes la oportunidad de sumar un puntito, pero una gran acción de Sergio en los últimos minutos concluyó con un disparo del catalán al palo del marco defendido por Diego López.

Sin Nihat y Rossi en el campo, Santi Cazorla sacó a relucir sus galones y condujo al Submarino hacia la victoria. El asturiano ha subido varios escalones futbolísticos en el último año y, tras su gran Eurocopa, sigue evolucionando. Ayer, junto al 'Caño' Ibagaza, se echó al equipo a sus espaldas y con sus botas creó las mejores acciones de los de Pellegrini. Para detener el torrente de los dos pequeños futbolistas amarillos y limitar la jerarquía de Senna y Edmilson, Lotina interpuso un trivote con dosis de calidad de Juan Rodríguez en la medular, pero el Deportivo se vio desbordado en los primeros 45 minutos. Sergio, Antonio Tomás y el ex malaguista se vieron desbordados en todo momento por los amarillos y Mista, que resucitó frente al Real Madrid, volvió a dormitar sobre el césped castellonense.

Con todo esto, el Villarreal se llevó por delante a los blanquiazules en el primer tiempo. Sólo Juan Rodríguez, en el 15', con un cabezazo a manos de Diego López, le inquietó. Cazorla dejó las cosas claras 12 minutos después. Atrapó el esférico de espaldas a la portería y, desde la frontal, girarse y conectar un zurdazo lejos del abasto de Aranzubia fue un mismo movimiento.

Lejos de despabilarse, el Depor pudo terminar por lo menos con dos goles más en contra la primera mitad. Pero, si Mista estuvo desaparecido, Llorente estuvo muy desafortunado, al estrellarse en dos ocasiones con un Aranzubia espectacular. Tras la reanudación, la entrada de Altidore dio aún más velocidad, aunque no eficacia, al juego del Villarreal. Aranzubia volvió a emplearse al máximo con un tiro a bocajarro de Capdevila y esto, por fin, insufló nuevos bríos al Deportivo, que se hizo dominador de los últimos 25 minutos. Tanto que tuvo la oportunidad de aguarle la fiesta al Submarino, con una espléndida acción de Sergio, aunque su tiro, acompañado por la mirada de Diego López, se estrelló en el poste. Una derrota previsible para los blanquiazules, aunque debe hacer reflexionar a Lotina sobre su juego.

Estadísticas AS.com