Estás leyendo

El líder desafía al Recre y al 'efecto Andalucía'

Primera | Recreativo - Real Madrid

El líder desafía al Recre y al 'efecto Andalucía'

El líder desafía al Recre y al 'efecto Andalucía'

jesús aguilera

Pepe y Robinho, OK. Tres derrotas del líder en sus visitas andaluzas

Hoy es San Rosendo, patrón de los viejos rockeros por puro sentido común. Así que debería ser buen día para Raúl. Si el capitán ve puerta comprobaremos si se sigue señalando el nombre con los pulgares, se besa el anillo o levanta la mirada al cielo con los brazos pegados al cuerpo, lo que sería síntoma inequívoco de que será convocado por Luis.

En la semana en que Villar se vistió con la camiseta del Real Madrid todo resulta posible. Esa foto y otros ejercicios de travestismo han generado cierta confusión. Suerte que Etoo se colocó un gol con la mano y despejó cualquier sombra de duda sobre el estamento federativo. Se demuestra así que el presidente Villar actuó de buena fe en aquella famosa cena y que no hizo otra cosa que hacer uso inmediato de un obsequio, algo habitual entre los que disfrutan de una despedida de soltero, ya dure una noche o veinte años. Poco importa que el regalo fuera camiseta, collar hawaiano o disfraz de preservativo: se lo puso. Por divertirse. Por los muchachos.

Y por si todavía quedaran sospechas entre los más susceptibles antimadridistas, hoy pita Iturralde González, el árbitro que pasó por alto la mano de Etoo. Su presencia nos asegura que esta noche el colegiado actuará como la viva representación de la justicia: con una espada en la diestra, una balanza en la zurda y los ojos vendados.

La importancia.

A la hora de analizar el partido me ahorraré los tópicos de rigor, aunque los pienso y me martillean. Para empezar, el Madrid se juega el liderato, algo que no sucedía desde hace doce jornadas. Después de tres derrotas consecutivas (Betis, Roma y Getafe), las certezas se han transformado en incertidumbres y ya nada nos parece tan bueno. Somos veletas.

Por si eso fuera poco, las lesiones atacan la línea de flotación del líder. Van Nistelrooy y Guti, la imaginación y el poder, serán baja por distintas molestias físicas. A cambio, el equipo recupera a Pepe y Robinho, aunque no serán titulares porque sus lesiones están cerca y el Roma también. No obstante, la participación de ambos parece decisiva a partir de ahora. El central, que se rompió el sóleo el pasado 20 de enero en el derbi, se retiró siendo el jefe de la defensa. Y lo suyo no son sólo buenas sensaciones: con él sobre el campo, el Madrid ha ganado ocho partidos y empatado uno. Robinho, por su parte, se ha confirmado como el mejor abrelatas del equipo, el jugador menos previsible. Regresa después de 20 días en el dique seco.

Tácticamente, Raúl se situará como delantero centro en lugar de Van Nistelrooy. Tras él, Robben, Baptista y Drenthe. Más allá: Diarra y Gago. Con la excepción del africano, que sustituye a Guti, se trata del mismo grupo que jugó contra el Betis: excelente durante los primeros 30 minutos y lastimoso el resto.

Con esos futbolistas y los defensas que sobreviven Schuster afronta la maldición andaluza: tres visitas (Sevilla, Almería y Heliópolis) y tres derrotas. "Tenemos que cambiar la suerte", dijo ayer el técnico, que no quiso pronunciarse sobre Villar y Etoo, ya que afirmó que ni había visto la foto de uno ni la mano del otro, porque ni lee periódicos ni encontró "necesario" seguir el partido de Copa entre el Barcelona y el Valencia. A eso se le llama poder de abstracción.

El Recreativo también se juega lo suyo. El equipo ha recuperado el optimismo con la llegada de Zambrano y no ha perdido con él: 1-2 en Montjuïc, 3-2 al Depor y 1-1 en Mestalla. Sin embargo, el descenso sigue a dos famélicos puntos.

Justo.

Lo cierto es que nada sobra en el Recre, que ha marcado sólo 24 goles, diez menos de los que logró hace un año y treinta menos que el Madrid. Y las lesiones también merman la plantilla. Zambrano recupera a los sancionados Martín Cáceres y Beto, pero pierde a Jesús Vázquez, el jugador más constante de la pasada campaña. Tampoco podrá contar con el lateral derecho Edu Moya, que sufre una gastroenteritis. Para cubrir esa baja, el entrenador reciclará a Iago Bouzón.

El único jugador que tiene el protagonismo asegurado es Sorrentino, héroe en Mestalla y pleno de minutos esta temporada. A sus condiciones como portero se suman otras habilidades paranormales: 14 balones se han estrellado contra sus palos.

No es una final, pero lo parece. El hecho de que Madrid y Barça jueguen a la misma hora otorga a los partidos categoría de última jornada con transistor y corazón disparado. Un digno día de San Rosendo.

También te puede interesar