Estás leyendo

"Quiero hacerme socio del Real Madrid"

Bernd Schuster

"Quiero hacerme socio del Real Madrid"

"Quiero hacerme socio del Real Madrid"

Schuster cumple hoy seis meses como entrenador del Madrid. Durante una hora atendió a AS para explicar el éxito del proyecto que le encomendó Calderón en julio...

Hace justo un año el Madrid sucumbía en Riazor, Mijatovic decidía vender a Ronaldo y Capello apartaba a Beckham. ¿Cómo vivió usted esa catarsis desde Getafe?

Desde fuera aquello era tremendo. Te decías: ¿cómo el Madrid puede tener tantos problemas a la vez? Todo se veía lejos. La Champions, la Liga Lo grave cuando hay tantas polémicas no es que haya problemas, sino cómo resolverlos. Y eso tuvo mérito porque fue un acierto vender a Ronaldo, como se ha demostrado en poco tiempo, y el regreso de Beckham tras su castigo fue también clave porque ayudó mucho a ganar el título. Pero seamos sinceros, desde Getafe, que el Madrid ganase esa Liga se vio como un milagro. Bendito milagro, eso sí

¿Y cómo ha conseguido dar la vuelta al calcetín tan rápido y con tan buenos resultados?

Pues creo que por el valor que tuvo el presidente en un giro tan radical, secundado por el director deportivo, que aprobó la venta y la compra de 19 jugadores nuevos. Es evidente que pese al mérito de ganar la Liga, que se decidieran a cambiar de entrenador es síntoma de querer algo distinto y ese es mi compromiso. La clave es que aquí ha venido gente con sangre nueva. Ha cambiado la filosofía y la clave de nuestro éxito actual es que aquí todos nos ponemos el mono, sin privilegios para nadie. Hemos cambiado el ciclo con el Barça.

Ya, pero lo lógico era haber mantenido a Capello

Cierto. Lo fácil es haber seguido con él y no complicarte la vida. Por eso me alegro especialmente por mi presidente de lo que está ocurriendo, porque tenía una idea y supo mantenerla contra toda lógica. Era una decisión difícil y le estamos correspondiendo. Estamos haciendo un Madrid para los próximos tres años.

Y espero que con usted de socio...

Pues ahora que lo dice, tengo un plan al respecto. El club ya lo sabe porque se lo he comunicado. Quiero hacerme socio del Madrid y más mientras yo permanezca aquí, que espero que sea mucho tiempo. Es verdad que sigo siendo socio del Barça. Al menos no me han echado todavía (sonríe).

Volviendo a su equipo líder. ¿Por qué han llegado los resultados tan rápido después de una reestructuración tan radical de la plantilla?

Porque los nuevos han llegado con buenas maneras, hambre de triunfar y sabiendo que el club es muy grande. Eso, con una base como la de Raúl, Ruud, Cannavaro, Guti y Casillas ha logrado una mezcla muy buena. Se ha vuelto a las normas de lo que tiene que ser un equipo de fútbol. La disciplina, el compromiso, morder para conseguir lo antes posible títulos. Aquí te exigen ganar desde el primer día. La palabra "esperar" no existe. Recuerdo que me dijeron en el club al firmar: "¿Cuándo cree usted que su proyecto estará enfilado?". Les contesté que ya mismo, que al día siguiente. Esto es el Madrid. Sólo vale ganar, no experimentar. La base ha sido que el grupo respeta las normas y que los jugadores se han juntado mucho y se respetan. Además, hay calidad.

Calidad debe haber, porque usted habrá leído en AS que éste es el mejor Madrid desde el de hace veinte años, con Beenhakker y usted

Sí, veo una similitud clara. Aquel Madrid y éste se han vuelto a hacer respetar en nuestro estadio. El Bernabéu vuelve a ser tabú para los rivales. No hemos dejado escapar un punto en toda la primera vuelta. La Liga debe pasar por el Bernabéu. Pero el Madrid de Beenhakker era un equipo hecho, porque cuando llegué estaba la Quinta del Buitre cuajada, junto a Hugo, Gordillo y veteranos como Gallego o Camacho. Nos queda camino por recorrer para ser como ellos.

Lo cierto es que ante los grandes equipos ustedes han dado su mejor versión, pero ante rivales como Almería, Recreativo, Getafe, Murcia o Valladolid su Madrid ha dejado mucho que desear. Ese no es el Madrid de la excelencia anunciada.

En los partidos grandes tú sabes que los jugadores se motivan mucho y tienes que hablar muy poco. ¿Usted cree que el día que había que ganar al Lazio para seguir vivos en la Champions tuve que hablar mucho con los chavales? Cuando hay toro, ellos hacen faena. Pero si te llega un Murcia o un Valladolid, con todos mis respetos, a los jugadores les cuesta más poner los cinco sentidos. Nos cuesta ser grandes en este tipo de encuentros. Lo importante es que el jugador entra al vestuario enfadado. Esa es una buena señal. Aquí no hay resultadistas. Todos quieren ganar y jugar bien, como yo. Después del Zaragoza todos nos dijimos que ese no es el partido que habíamos planificado y que hay que mostrar otra imagen.

Usted no fue fiel a su estilo de juego en los últimos meses. O eso parece. Empezó la Liga ante el Atleti con Guti y Sneijder, y con Marcelo de tres. Ante Barça y Zaragoza sacó a Baptista por delante de Diarra, Guti al banquillo y Heinze de lateral. ¿No ha 'capellizado' su propuesta inicial?

No se crea. En mi plan A estaban en defensa Ramos, Pepe, Cannavaro y Heinze, pero por las lesiones no los pude tener juntos a todos hasta el Camp Nou. Eso es mala suerte, no cambio de planes. Ese cuarteto es ahora mismo el mejor de Europa. Claro que confío en Marcelo, pero el chaval es joven y está aprendiendo. Me gusta, pero él sabe que debe coger más oficio y entiende que estando Heinze en los días duros es normal que juegue antes que él. Por eso su lesión nos ha hecho daño, aunque Marcelo va mucho mejor y en el buen camino.

No se me escape por la banda. Hemos pasado de Diarra-Guti a Diarra-Baptista. Músculo por talento.

No es eso. Hubo una situación inesperada tras la expulsión de Guti en Murcia que nos obligó a buscar una solución. Encontramos a Baptista, que cuajó bien con Sneijder. Al salir bien la prueba decidimos dar confianza y continuidad al trío que completan con Diarra. Y los resultados han sido óptimos. Hay que ser justos. Le ha tocado a Guti por una cuestión extradeportiva, pero le puede pasar a otro y no hay que ver más allá de eso.

También hubo una extraña gastroenteritis. ¿No fue un castigo?

¡Para nada! Ustedes no pueden saber a veces todo lo que ocurre aquí dentro. Una gastroenteritis le tuvo tres días con diarreas y pérdida de peso. Alinearle en esas condiciones era hacerle una faena. Además, Guti es mayorcito y asume bien su situación. Yo estoy contento con su actitud.

¿Quién tomará el relevo de Diarra, que se ha marchado a la Copa de África?

Tengo varias posibilidades, pero creo que Gago se ha ganado esta oportunidad. Ha trabajado muy bien y es el jugador más parecido a Diarra. Posee menos despliegue físico, porque por mucho que critiquen a Diarra es un muro de seguridad para que por delante haya cinco jugadores creativos que se dediquen a buscar el gol. Pero Gago nos dará más elaboración y pase, por lo que siempre sacaremos cosas positivas. Eso sí, digan lo que digan echaremos de menos a Diarra este mes y su baja es más importante de lo que parece.

Lo bueno es que ahora tenemos alternativas gracias a la amplitud de esta plantilla. Por delante de Gago tengo a Baptista, Sneijder y Guti. Puedo alternar con los tres hasta hacer tres parejas distintas. Todos jugarán al final. Que nadie busque problemas con eso.

¿Le preocupa que Casillas, el portero, sea el héroe de un equipo grande?

No. Mire, yo de niño vi a mi país ganar el Mundial de Alemania con Maier convertido en un gigante en la portería. Hay que cambiar la mentalidad. Si el Madrid aspira a tener los mejores del mundo en cada puesto, ¿por qué no va a ser también así en su portería?

Capello prefería un guardameta más alto. Por lo que se ve, también los responsables del Balón de Oro y el FIFA Player. No le dan ni bola.

No hay que volverse locos. En su día Buffon empezó a sonar y lleva varios años en lo más alto, pero seguro que Casillas, siguiendo esa línea, acabará ganando un Balón de Oro. Se lo merece y tiene cualidades para ello. El partido que hizo ante el Zaragoza fue de sombrerazo. Es para verlo repetido en vídeo. Paró todo, las que entraban y las que no. Iker trabaja bien y tiene premio.

¿Por qué el Madrid encaja con usted menos goles que con alguien teóricamente más defensivo como Capello?

Porque con Fabio se defendía en el área y con nuestro esquema la presión empieza treinta metros más arriba. Eso impide maniobrar y pensar al rival. Por eso ante el Zaragoza notamos mucho la baja de Heinze. Antes de lesionarse ellos ni se asomaron por la portería de Casillas.

¿Pepe vale 30 millones?

Rotundamente, sí. A mí no me ha sorprendido. Le conocía de su etapa en el Oporto y siempre me pareció un líder atrás. Y eso que ahora se corta un poco. Cuando se suelte, marcará una época. A mí me recuerda a Hierro. Enorme.

Usted se comprometió con Calderón en marzo y le dijo: "No venda a Cannavaro. Será fijo conmigo". Y ahí está.

Nunca dudé de él y sabía que con el equipo estabilizado y el club tranquilo rendiría como en el Mundial. Es un líder para sus compañeros. En Italia, Materazzi le hace el trabajo de coche-escoba, que le permite mandar. Aquí ese papel lo hace Pepe. Fabio es un central enorme.

La cruz es Robben. ¿Le ha decepcionado?

Hay que darle tiempo. Llegó tras dos meses sin jugar y lesionado. No hizo pretemporada y eso le ha hecho partir en desventaja. Yo le espero...

Pues no me diga que Drenthe y Saviola han funcionado.

Por partes. Drenthe es muy joven y fue el mejor jugador del Europeo Sub-20, pero es el suplente de Robben, que es el suplente de Robinho. Debe tener paciencia y la tendrá porque la escuela holandesa es así, gente que disfruta del fútbol sin desesperarse. Con Saviola lo que ocurre es que por delante tiene a Raúl y a Ruud, que son la mejor pareja de ataque de Europa. El chaval se está portando ejemplarmente y en el vestuario acepta su rol. Ayudará cuando pueda.

Su gran éxito ha sido mostrarnos al mejor Robinho.

Tenía dos opciones. Tras lo de las camisinhas hacer caso a la afición y a la crítica periodística y cargármelo del once. Era lo más populista. Pero si hago eso ya no hubiera levantado cabeza. Yo fui un trasto de jugador y me sé lo que pasa por la cabeza de un futbolista. Le dije que creía en él y que respondiese jugando al fútbol. Y el chico hizo lo que mejor sabe. Deleitarnos.

¿Por qué este vestuario parece tan unido?

Ahora somos todos iguales. Desde los capitanes a los canteranos, desde Manolo Ruiz a Jordi, el preparador físico, desde Di Salvo a los utilleros, todos somos una piña y cada uno tiene su plan de trabajo. Nadie se pisa a nadie. Basta ver el buen ambiente que hubo en la cena de Navidad. Una fiesta propia de un grupo que es una verdadera familia. Raúl me ayuda mucho y los jóvenes hacen caso a los veteranos. Como el Madrid de siempre...

¿Se pasan ustedes más de seis horas en Valdebebas?

Meta aquí una cámara oculta y lo verá. Me cuentan que antes algunos jugadores llegaban pegados de hora, entrenaban y se iban corriendo. Así no se hace equipo. Una de las llaves de este éxito la tiene Di Salvo. Por eso acepté por contrato que él llevase el apartado físico y la nutrición. Un acierto.

Eso sí, parece que usted no cuenta mucho con la cantera.

No es verdad. Lo que ocurre es que bajar a Segunda B fue un palo porque al haber dos categorías de diferencia eso es muy fuerte para un chaval de 18 o 20 años.

O sea, que no sabe quién es Dani Parejo.

Pues se equivoca. Es un jugador muy interesante y le estamos siguiendo desde que llegué. Me gusta su calidad y su estilo y, de hecho, quise que entrenara con nosotros en un parón de las selecciones, pero tuvo un problema en un diente y no pudo ser. Pero tiene buena pinta. Le sigo la pista.

De la Red, Granero...

Seamos sinceros, ¿cuántos partidos hubieran jugado conmigo? Al menos, en el Getafe se están curtiendo y con buen rendimiento. Por eso es bueno tener buenas relaciones con el Getafe, porque es un escaparate perfecto para saber los que nos valen y los que no.

Hace tres meses me dijo que debía mejorar su relación con Mijatovic.

Pues ha cambiado y ahora es estupenda. Los lunes nos vemos, junto a Calderón y Di Salvo, y la relación es muy fluida. Hablamos de todo y me siento escuchado.

Y le pide a Drogba, Cristiano Ronaldo, Cesc, Diego...

No siga por ahí. Ya sabe que me gustan esos jugadores, pero no es el momento. El club moverá ficha cuando sea preciso. No estoy preocupado.

Le he notado relajado, afable y simpático. Muéstrese así en las ruedas de prensa.

Un día me vi en Al Jazeera hablando en Valdebebas y entendí que en el Madrid lo que digas sale en todo el mundo. Me discipliné en exceso y me pasé por el otro lado, pero es que entrenar al Madrid es algo muy serio. Pero no soy un borde. Hace veinte años sí que lo era. Ahora soy un ángel...

Pues suerte, míster.

También te puede interesar