Actualizado

Actualizado a las

Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Primera | Murcia 2 - Osasuna 0

Un genial Henok Goitom acaba con Osasuna

El delantero sueco Henok Goitom, en una última media hora de partido genial, acabó con Osasuna y dio al Real Murcia tres puntos muy importantes en su carrera por la salvación, al ganar por 2-0.

EFE

El ariete sueco, uno de los fichajes estrella del Murcia esta temporada, respondió a las críticas sobre su bajo rendimiento marcando un golazo en el que hizo gala de las virtudes que hasta el momento no había mostrado a los aficionados granas y provocando un penalti en el tiempo añadido que certificaba la defunción de un Osasuna que queda muy mal colocado en la clasificación.

Los aficionados pudieron disfrutar de un animado comienzo de partido, intenso por parte de ambos equipos, aunque ninguno de los dos porteros hubo de intervenir salvo para recoger algún inofensivo intenso de pase.

El Murcia apostó por un juego más elaborado que en otras ocasiones, lo cual le permitió ofrecer un espectáculo mucho más vistoso que el que acostumbra, mientras que el Osasuna, como correspondía a su condición de visitante, prefirió asegurar sus posiciones en la retaguardia y buscar sus oportunidades a través de los contragolpes.

No obstante, la primera ocasión le llegó al cuadro navarro a balón parado. En el minuto 12, el caboverdiano Dady dispuso de un lanzamiento directo de falta en la frontal, algo escorado a la izquierda de Notario. El atacante rojillo lanzó un obús que se estrelló contra la cruceta de la meta murcianista, con el meta grana como espectador de excepción.

La respuesta del Murcia fue una colada de Mario Ignacio Regueiro en el área rival, que solventó Miguel Flaño despejando a córner mientras el uruguayo reclamaba un penalti que sólo él vio. El partido atravesaba una fase de emoción en ambas áreas, al que también contribuyó el mexicano Carlos Vela, quien se internó por la banda izquierda en el minuto 15, para después dar un ''pase de la muerte'' que fue despejado por César Arzo en el punto de penalti. Poco después Dady volvió a intentarlo, tras recuperar un balón a 30 metros de la meta grana, con un fallido intento de vaselina.

También pudo marcar después de un córner botado por Patxi Puñal el canterano Miguel Flaño, aunque el joven defensa cabeceó en el segundo palo sin convicción alguna. Ninguno de los dos equipos consiguió hacerse con el control total del juego, por lo que el partido se movía con intensidad de un área a la otra, con aproximaciones en las dos áreas.

En una de ellas, el sevillano Abel Gómez dio un pase "al estilo Iván de la Peña" que dejó solo ante Ricardo al brasileño Fernando Baiano. El ariete grana disparó duro pero centrado, por lo que el meta madrileño no encontró problemas para despejar.

Poco después (min. 30) Abel volvió a aparecer para enviar un duro disparo que Ricardo atajó con algunos problemas junto a su palo derecho. En el minuto 39, un centro de José María Movilla desde la derecha permitió un peligrosísimo remate de Regueiro que Ricardo envió a córner con apuros. No obstante, ninguno de estos intentos permitió que el marcador se moviera en el primer tiempo.

El segundo tiempo se tiñó de claro color osasunista, equipo que impuso su ley en el centro del campo en los primeros minutos de este período. Ya en el 50, el checo Jaroslav Plasil sacó una peligrosa falta que nadie acertó a rematar.

Cinco minutos más tarde, el mexicano Carlos Vela se escapó hacia la portería acompañado por Dady, quien no se percató de que estaba en fuera de juego. Sí se dio cuenta el mexicano, que decidió no pasarle y disparar él mismo. Notario pudo desviar el envío, y el rechace, a puerta vacía, no fue capaz de convertirlo en gol el caboverdiano.

De nuevo Plasil causó peligro a balón parado, sacando una falta muy peligrosa al segundo palo donde Miguel Flaño cabeceó hacia el primero en busca de rematador. El balón se paseó por la meta desguarnecida sin que nadie lo empujara.

Tras este lance, afloraron los pitos a un Murcia que pareció darse por aludido, sobre todo el sueco Henok Goitom, quien había pasado con más pena que gloria hasta ese momento. Para su mejoría fue clave su nueva ubicación en el campo pues Alcaraz se vio obligado a sustituir, por lesión, al inquilino de la banda izquierda, Regueiro, situando al sueco en esa demarcación.

En el 62, desde esa banda, se fue de Carlos Vela, entró en el área y puso un balón al punto de penalti que despejó milagrosamente Cruchaga cuando Gallardo iba a rematar. Y en el 73, Henok encontró un balón en el medio del campo, se marchó, con su poderosa arrancada de dos rivales, hizo una pared con Abel, aprovechó su gran zancada para dejar atrás a dos nuevos oponentes y, con un disparo seco con la zurda, convirtió el primer tanto del partido.

El 1-0 permitir al Murcia replegarse y buscar la contra, como en el 82, cuando otra internada de Goitom terminó en un balón suelto que el otro ariete grana, Iñigo Vélez, no supo convertir en gol.

Ante esto, el Osasuna poco pudo hacer. Apenas una carrera de Plasil por la derecha sin un buen pase final (min 80.) y un centrochut de Juanfran (min. 85) que apenas inquietaron a Antonio Notario.

Ya con el partido en el tiempo añadido, un Goitom en estado de gracia volvió a pisar área, esta vez por el flanco derecho. Sorteó a Miguel Flaño y el central navarro, ya superado y desde el suelo, le trabó para cometer el penalti que Abel convertiría en el 2-0 definitivo.

Estadísticas AS.com