Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Primera | Real Madrid

Robinho: "Ahora soy muy feliz con mi fútbol"

La inclusión de Robinho en el once inicial del Madrid tras la debacle de Getafe ha coincidido con la mejor racha del equipo blanco. Capello alineó a Robinho como titular frente al Steaua, en el clásico ante el Barça y contra el Nàstic. Los tres encuentros se saldaron con victorias.

Robinho ha aprovechado a la perfección las oportunidades que le ha brindado Capello tras la debacle de Getafe (1-0). Desde entonces, el brasileño fue titular en Bucarest, repitió ante el Barça y frente al Nàstic en el último partido de Liga, con pleno de victorias madridistas. En estos tres partidos, Capello ni siquiera se atrevió a sustituirle. Entre estos triunfos, el Madrid también jugó la Copa del Rey en Écija. En ese partido, Robinho fue suplente y, curiosamente, el Madrid empató (1-1).

Hasta el día en el que el Madrid se enfrentó al Steaua, Robinho había jugado 143 minutos, distribuidos en seis encuentros. El partido en el que más participó fue en el del Levante, en el que el Madrid también ganó (1-4). En el resto de sus apariciones como suplente, tanto en Liga como en Champions, Robinho gozó tan sólo de unos minutos pero, con él sobre el terreno de juego, el Madrid no recibió ningún gol.

En el debut liguero de los madridistas ante el Villarreal, disputó 14 minutos (0-0) y ante la Real saltó al césped en el 58' (2-0). Frente al Dinamo de Kiev (5-1) y contra el Getafe (1-0), Capello tiró de Robinho cuando el rival ya había marcado su gol. Ante el Betis y frente al Atleti no jugó ni un minuto.

Radiante.

Ayer AS se puso en contacto con el jugador brasileño, que mostró su satisfacción por su actual estado de forma: "Espero que el equipo siga así, como en los últimos partidos. Personalmente me encuentro muy bien, espero seguir jugando así. Ahora soy muy feliz con mi fútbol".

En Brasil, donde están muy satisfechos con Robinho tras sus últimos amistosos con la canarinha, también se alabó su actuación en Tarragona. El diario O Globo destacó el golazo del delantero e ilustró la información con una foto del diez madridista mirando al cielo.

Dio a Van Nistelrooy el gol que tumbó al Barça

En el clásico no marcó pero fue pieza clave en la salida a la contra del equipo blanco. Gozó de cuatro ocasiones de gol aunque no tuvo fortuna. Asistió a Raúl, con 1-0 en el marcador, en la jugada en la que el capitán estrelló el balón en el larguero de Valdés. Su mejor pincelada llegó en el minuto 50, cuando puso un balón medido desde la derecha en la bota de Van Nistelrooy que valió para sentenciar el partido con el 2-0.

Marcó el tercero en la reacción post-Getafe

Robinho aprovechó a la perfección su primera oportunidad como titular. Completó un gran partido, sobre todo en la primera mitad. Dotó al equipo de la velocidad que carecía y puso la guinda a su actuación con el tercer tanto del Madrid en el 55': recibió un balón de Guti, dribló a su marcador y disparó con rosca desde el vértice izquierdo de la frontal.

Machacó de volea un gran pase de Ramos

En mitad de un juego tan mediocre, Robinho volvió a despuntar. Comenzó pegado a la banda derecha pero después intercambió su posición en el campo con Raúl. Fue el único que ofreció algo distinto. Desbordó y con su chispa fue el gran incordio para la defensa del Nàstic. El brasileño consiguió su primer gol en Liga en el minuto 84', cuando su equipo más sufría. Robinho aprovechó un pase de rosca efectuado por Ramos para empalmarla de volea tras acomodar su cuerpo de manera impecable.

Estadísticas AS.com