Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Liga de Campeones, Grupo C | Galatasaray 0 - Girondins 0

Burdeos pesca un punto en el infierno de Estambul

Tres años después, el Ali Sami Yen de la ciudad euro-asiática volvió a vibrar por el Galatasaray en la máxima competición europea que los girondinos no disputaban desde hacía seis temporadas.

Burdeos pesca un punto en el infierno de Estambul Ampliar
REÑIDO. Galatasaray y Girondins se enfrentaron en un igualado encuentro. Micoud, que ha regresado al club de Burdeos, disputa un balón con el turco Sas.

El Girondins de Burdeos salió indemne del infierno de Estambul y se llevó un punto tras empatar contra el Galatasaray (0-0) en el retorno a la Liga de Campeones de dos equipos que se mostraron nerviosos.

El Girondins aplaudió más el resultado final, mientras que los turcos, que buscaron la victoria, lamentaron que dos puntos partieran de su estadio. El primer cuarto de hora, el que más temían los girondinos en el infierno turco, se saldó con un cúmulo de errores fruto del manojo de nervios que eran los dos equipos en el campo.

La broma pudo costar cara al Galatasaray a los dos minutos en un desacuerdo entre Song y Mondragón que finalmente no tuvo consecuencias. A medida que pasaron los minutos, el Galatasaray se hizo con el control del balón pero sin inquietar en exceso al once del brasileño Ricardo, que con orden y voluntad se mantuvo a flote.

Sólo las internadas del joven Arda, un descarado centrocampista de 19 años pequeño de talla pero rápido y habilidoso, amagaron con desestabilizar a la zaga francesa. Como la fortaleza no cedía, el Galatasaray lo intentó de lejos, sin que el experimento diera frutos.

La rapidez de Chamarkh y Darcheville también generó tensión en el área de los locales, pero fue el francés Micoud el que dispuso de la mejor ocasión al rozar el poste del colombiano Farid Mondragón con un disparo desde el borde del área nada más comenzar la segunda mitad.

El avance del cronómetro no contribuyó a mejorar el panorama y los movimientos de piezas urdidos desde los banquillos no surtieron efecto. Ni la revolución del once propuesta por el técnico belga del Galatasaray, Eric Gerets, a falta de cuarto de hora para el final, ni la entrada del joven colombiano Edixon Perea para refrescar el ataque bordolés permitieron cambiar el marcador. Necati tuvo la bola de partido en el último suspiro, pero lanzó el balón a las gradas.

Estadísticas AS.com