Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

El hijo del central que marcó a Platini

La vida de la familia Pavoni tiene dos días marcados en oro. El primero, el 8 de diciembre de 1985, cuando José Luis, el padre de Matías, disputó con el Argentinos Juniors la final de la Copa Intercontinental contra la Juventus, que por entonces lideraba Michel Platini. En Tokio, el patriarca puso la guinda a 15 años como profesional (pasó por el Newell's, River Plate y Argentinos Juniors) marcando desde su puesto de central al genio francés. Llegaron de víctimas, pese a tener a gente como Batista, Videla, Borghi o Castro, y con la estela de haber crecido en el seno del vestuario el mismísimo Diego Armando Maradona. Pero claro, en la 'Vecchia Signora' estaban Laudrup, Serena o Cabrini, y la balanza se fue al lado del conjunto de Agnelli en los penaltis. En cierta forma, fue otro premio más a las víctimas de la tragedia de Heysel. La otra fecha señalada, para Matías, es la del ascenso a Primera. Un 18 de junio de 2005. Por la trascendencia a todo el entorno cadista. José Luis Pavoni sonrió ese día, "porque mi hijo necesitaba ese premio. Lo pasó mal en Segunda B. Ahora estoy viviendo en Perú, donde entreno a las selecciones Sub'17 y Sub'20, y gracias al gol que le hizo al Real Madrid todos saben acá quién es Matías Pavoni. Pueden mantenerse si mantienen la tranquilidad y manejan los nervios. El grupo es bueno y la aportación de mi hijo es fundamental porque tiene carácter ganador".

Estadísticas AS.com