Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Primera | Real Madrid

Eloy: el maestro que fabricó a Sergio Ramos

Eloy Angulo debutó con el Valencia con 17 añitos. Alavés, Rayo Vallecano, Badajoz y Jerez fueron sus otros equipos. En el Valencia recibió clases del genial Rep, como él luego se las dio a Sergio Ramos para que fuera lo que es hoy.

Ladislao J. Moñino

Eloy: el maestro que  fabricó a Sergio Ramos Ampliar
"AQUÍ EMPEZÓ". Metiendo el balón en esta miniportería, Sergio Ramos perfeccionó el toque y adquirió precisión para el juego en corto.

En el solar polvoriento y silvestre en el que ahora se ha convertido el antiguo estadio del Camas ha reaparecido una portería de un metro de alto por otro de ancho. "En esa portería Sergio perfeccionó el pase en corto, la precisión. Una y otra vez le machacaba el ejercicio: a diez metros de la miniportería, enseñándole a domar el balón con el interior del pie, a darle sensibilidad para que asumiera el toque y la pelota acabara en el lugar elegido".

Lo dice Eloy Angulo, que día tras día, dos horas y media durante diez años, desde los 6 hasta los 16, le enseñó los secretos del juego a Sergio Ramos. Los trucos que convierten a un jugador del montón en un futbolista de una sola pieza. En un juvenil con hechuras de veterano al que es complicado pillarle en un renuncio porque le han enseñado todas las triquiñuelas desde que empezó a mamar fútbol.

Naturalidad.

El por qué Sergio Ramos muestra esa naturalidad en las multitud de acciones que ejecuta se explica en las horas que pasaron juntos, lloviera o hiciera calor, fuera fiesta o día laborable. "Él venía todos los días a mi casa a las cuatro y media de la tarde. Mi padre era el que le abría la puerta y le veía aparecer ansioso de ir a aprender conmigo", recuerda Eloy. "El trabajo que Eloy hizo con Sergio provocó que se le adelantara su progresión cuatro años", comenta Miguel Ángel, un sparring que Eloy buscó para entrenar con Ramos cuando éste aún militaba en el Sevilla B.

A la salida de Camas, la ciudad-dormitorio en la que nació el jugador madridista, en otra parcela de hierbajos asilvestrada y dos porterías de fútbol-sala está el otro lugar donde Sergio Ramos recibió las clases particulares más importantes para convertirse en lo que ahora es.

Con dos infantiles Eloy explica los movimientos que le enseñó y explica su polivalencia: "Le hice practicar como lateral derecho y como lateral izquierdo. Le trabajé todas las situaciones a las que se enfrenta un defensa y un jugador en general". Los chicos empiezan a simular como debe salir un lateral con el balón jugado en corto o en largo, hacia donde deben girarse o no para no poner en peligro la propia portería. La anticipación también la trabaja y hay un ejercicio que ya en su día delataba quién podía llegar a ser Sergio Ramos cuando recién estrenado en Primera usaba los brazos para defender.

El jugador de Camas no ha sido el único que ha dado el salto bajo su tutela. En sólo siete meses de trabajo pulió a Barragán y al poco lo fichó el Liverpool. Actualmente asesora a varios promesas de los equipos más grandesa los que observa y corrige cada quince días. Bajo su tutela hay futbolistas del Real Madrid, del Barcelona, del Valencia, del Sevilla y del Betis. "Este tipo de trabajo no se hace en los clubes. Al que quiere ser un futbolista de verdad hay que enseñarle este tipo de cosas porque con ellas se crece, se hacen de verdad", comenta Eloy.

Con Sergio Ramos ha perdido el contacto, lo sigue en la distancia: "Yo fui su padre deportivo y me hubiera gustado que me reconociera más. Y conste que no estoy hablando dinero. Sólo quiero decirle que yo debuté con diecisiete años en el Valencia...".

Estadísticas AS.com