Más fútbol

Más fútbol

campo fútbol
jugadores

Premier League | Norwich 1 - Arsenal 4

Reyes enseña a bailar al Arsenal

Nuevo gol del sevillano, que lleva cuatro en cuatro jornadas. Cesc dejó en el banquillo a Edu

miguel queipola crónica

Reyes enseña a bailar al Arsenal
MÁGICO REYES. El utrerano no faltó a su cita con el gol y lleva cuatro tantos en otras tantas jornadas.

El Arsenal de todos los récords, el que lleva ya 44 partidos consecutivos invicto en la Premier, ha aprendido a bailar. Los gunners, un equipazo desde que Wenger se hiciese cargo del equipo en 1996, han encontrado un filón en un chaval de Utrera, José Antonio Reyes, que está permitiendo a los londinenses jugar aún mejor si cabe que en pasadas temporadas.

Porque ha sido Reyes el que ha enseñado al Arsenal a moverse como Cassius Clay: baila como una mariposa y pica como una avispa. Ayer, el internacional español anotó el primer gol gunner en su visita al recién ascendido Norwich y sumó su cuarto tanto en otros tantos partidos.

Sí, es cierto, el Arsenal antes ya bailaba, siempre a los acordes del cancán orquestado por Titi Henry, pero el libreto era hasta cierto punto limitado. El soplo de aire fresco que ha supuesto la llegada del utrerano y su flamenquito a un vestuario necesitado de nuevas emociones ha insuflado nuevos bríos a los londinenses. El galo y Reyes son como Fred Astaire y Ginger Rogers, nadie puede aguantar su meneíto.

Una merienda.

Ayer, literalmente, fue como si un lobo se zampara un nido de canarios, canarios de Norwich. El Arsenal se presentó con algunas novedades en el once inicial, como la entrada del sorprendente Hoyte en el centro de la zaga, junto a Toure, y la titularidad de Reyes, suplente el miércoles.

Por supuesto, Cesc Fábregas estaba en el once, y ayer no puede ni decirse que por las ausencias de Edu y de Vieira, porque el brasileño estaba disponible y el jovencito de Vilessoc de Mar dejó a todo un internacional absoluto con la canarinha y campeón de la Copa América sentado en el banquillo. El galo andaba aún por Londres, reponiéndose de una lesión que no le ha dejado jugar desde la pretemporada.

El catalán se ha hecho con las riendas del Arsenal de una forma extraordinaria. Ayer, y como lleva haciendo toda la temporada, se merendó él solito a todo el centro del campo del Norwich y llevó con tranquilidad las riendas del centro del campo gunner.

Porque desde el principio impuso el Arsenal su juego y sólo necesitó jugar a ráfagas para golear . El primer tanto fue de la pareja de baile. Una galopada eléctrica de Henry acabó con un pase de la muerte que Reyes sólo tuvo que empujar. Henry, de cabeza, y Pires, tras un error de Drury, dejaron las cosas en un rotundo 0-3.

El resto del partido fue coser y cantar. Es cierto que Huckerby recortó distancias, de penalti, pero el Arsenal siguió danzando y Bergkamp, a pase de Titi, redondé el 1-4 final. Por cierto, que Wenger tiene claro quiénes son los jugadores alos que debe dar descanso cuando un partido está decidido: Reyes y Cesc. Por algo será.

El United sube su oferta para fichar a Rooney: 44 millones

El Manchester United parece decidido a contratar a Wayne Rooney. Tras la negativa del Everton de traspasar al internacional inglés a Old Trafford por 32 millones de euros, los diablos rojoshan subido su oferta por el jugador, superando incluso la del Newcastle (36 millones). El Everton confirmó la oferta, aunque no indicó la cantidad, que ronda los 44 millones. El propio Rooney se dirigió a su afición el viernes y aseguró que ha llegado el momento de buscar otro club, porque para ser mejor jugador tengo que jugar en Europa cada temporada. La posible llegada de Rooney le vendrá de perlas al United, que por las ausencias de Van Nistelrooy y Saha (lesionados) no pasó del empate (1-1) ante el Blackburn y gracias: Alan Smith marcó en el 91+. El único equipo que es capaz de seguir el ritmo del Arsenal es el Chelsea, pero al estilo Mourinho: 2-1 al Southampton y racaneando en cuanto toma la delantera en el marcador.

Estadísticas AS.com